El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol pone la velocidad de crucero inversora: 5.000 millones al año

stop

Repsol presenta su plan estratégico 2018-2020, en el que pasa página de la constricción de costes y prevé invertir 15.000 millones

Madrid, 06 de junio de 2018 (09:40 CET)

Tras unos años de austeridad, con recorte de costes a causa de un precio del petróleo muy bajo, Repsol cambia de marcha. La compañía que preside Antoni Brufau ha puesto la velocidad de crucero y prevé invertir 5.000 millones al año hasta 2020.

El consejero delegado de la petrolera española, Josu Jon Imaz, ha anunciado este miércoles que el nuevo plan estratégico 2018-2020 –que en realidad es una actualización– contempla inversiones por valor de 15.000 millones de euros. De estos, 2.500 millones se destinarán a negocios de energías limpias y de bajas emisiones.

La actualización del plan estratégico de Repsol se basa en tres puntos clave. El primero es la mejora de la retribución de los accionistas, con un crecimiento previsto del dividendo del 8% al año, hasta llegar a un euro por acción.

El segundo punto clave es el crecimiento de su actual negocio, y el tercero, la apuesta por la transición energética, tanto en nuevos negocios como en la reducción de emisiones en sus negocios actuales.

El nuevo plan de inversiones de Repsol incluye el incremento del 8% anual del dividendo

El grueso de las inversiones previstas, 11.000 millones, se destinarán a los principales negocios de Repsol. Es decir, al mantenimiento de sus instalaciones y negocios (7.000 millones), y a nuevas inversiones en producción y exploración (4.000 millones).

Los 4.000 millones de euros restantes irán al negocio de refino y comercialización (1.500) y negocios de bajas emisiones (2.500).

Repsol sube el listón

Imaz ha recordado el esfuerzo de racionalización y austeridad llevado a cabo por el grupo en los últimos años, en los que Repsol se puso a tono para ser rentable con el precio del barril de petróleo en 40 dólares.

Ahora, con el Brent por encima de 70 dólares, ha subido el listón hasta los 50 dólares. Con el petróleo a ese precio, la compañía tiene garantizadas las inversiones previstas y la remuneración a los accionistas. Si sigue por encima, se acelerarán los planes de expansión. Siempre, ha remarcado, sin abandonar una "sólida posición financiera"

Repsol ha enviado el plan estratégico a la CNMV antes de la apertura del mercado. El plan ha convencido a los inversores: cuando ha empezado a cotizar, lo ha hecho con una subida del 2,5%, mientras que el IBEX ha abierto en rojo.

Hemeroteca

Repsol IBEX
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad