Rolls Royce se suma a las compañías del lujo que eluden la crisis

stop

El fabricante de coches obtiene un crecimiento del 30,5% en el 2011 respecto al año anterior

Rolls Royce Phantom, uno de los automóviles más caros del mundo

09 de enero de 2012 (18:36 CET)

El productor inglés de automóviles de lujo Rolls-Royce superó en el ejercicio de 2011 las 3.500 unidades en todo el mundo, lo que representa un crecimiento del 30,5% en comparación a los 2.711 coches comercializados en el ejercicio anterior.

La casa británica, con 107 años de historia, pertenece al grupo alemán BMW, este es el año más fructífero en el recorrido de la compañía desde 1978, cuando logró la comercialización de 3.347 coches, menor que la de 2011.

El consejero delegado de la empresa, Torsten Mueller-Oetvoes, comentó el pasado otoño que su compañía mira al futuro con optimismo porque el número de "súper ricos" en todo el mundo va en aumento: “actualmente hay unos 90.000, pero se espera que en 10 años la cifra alcance los 125.000", algo muy beneficioso para reforzar su cartelera de clientes potenciales.

"Rolls-Royce mantiene su valor. Representamos un activo a largo plazo, especialmente en tiempos de incertidumbre, para las oportunidades de inversión", apuntó entonces el directivo, quien recordó que el 70% de los Rolls-Royce fabricados en toda la historia siguen circulando por las carreteras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad