Sacyr despide al equipo técnico de su inmobiliaria por falta de obra

stop

CRISIS INMOBILIARIA

Demetrio Carceller Arce, presidente de Damm y Pescanova | EFE

12 de febrero de 2012 (09:51 CET)

La crisis del mercado de la vivienda está pasando factura a Vallehermoso, la inmobiliaria del grupo Sacyr. La sociedad ya no tiene apenas promociones nuevas en marcha y su actividad se centra en labores comerciales para dar salida al stock que tiene acumulado. Vista la situación ha decidido prescindir de todos los empleados del departamento técnico, encargados de diseñar, planificar y supervisar las viviendas en ejecución, a excepción de un retén formado por dos personas.

Se trata de un nuevo motivo de preocupación dentro del grupo constructor y de servicios, penalizado en sus distintas áreas de negocio por la caída de actividad. Además, a sus problemas operativos se suma el impacto que va a tener en cuenta de resultados la minusvalía por la venta del 10% de Repsol a la propia petrolera.

La situación que vive el área de promoción inmobiliaria es especialmente delicada según las últimas cifras que ha publicado la sociedad. Junto a ello, los datos globales del mercado español de vivienda en 2011, con una caída en las transacciones del 17%, y las malas perspectivas de paro y crédito en 2012 no permiten ser optimista, ni a Sacyr ni a ninguna promotora.

Un despido anunciado en grupo

Con estas referencias encima de la mesa, Vallehermoso convocó hace unos días a una reunión a todo el departamento técnico para comunicar que salvo un par de personas, el resto de la plantilla estaba despedido. De forma inmediata se les facilitó la carta de rescisión del contrato.

La inmobiliaria se queda con un retén básico para dar salida a los escasísimos proyectos que puedan quedar y a tramitar temas técnicos de postventa.

Fuentes oficiales de Sacyr declinan comentar esta decisión y se han limitado a afirmar que en los últimos años Vallehermoso ha ido adaptando la plantilla a las necesidades de la compañía. La empresa añade que en ese proceso ha intentado reubicar a buena parte de las personas que salían en otras empresas del grupo. Esta vez no ha sido el caso.

Para hacerse una idea de la parálisis de la empresa a la hora de realizar nuevas promociones de vivienda, cabe fijarse en el dato del valor que tenía la obra en curso a finales de 2010, última cifra disponible: sólo 29 millones de euros frente a 520 millones un año antes. Por el contrario, el valor del producto terminado, es decir en stock , era mayor al cierre de 2010 que al término de 2009 pese a la caída de precios producida en ese intervalo.

Fuerte caída de ventas
 
La cuenta de resultados también refleja los problemas que vive Vallehermoso. Entre enero y septiembre de 2011, últimas cifras disponibles, la facturación ha caído el 77% hasta los 130 millones. El margen sobre ventas ha pasado en vivienda residencial de ser positivo en 2010 a registrar una tasa negativa del 4,9% en los nueve primeros meses de 2011.

Las ventas extraordinarias de suelo y vivienda han pasado de 263 millones de euros acumulados en el tercer trimestre de 2010 a sólo 1,3 millones en septiembre de 2011.

Por el contrario, fruto de la reducción de costes, el resultado bruto de explotación de la empresa ha mejorado desde 141 millones de euros negativos en los nueve primeros meses de 2010 hasta una pérdida de15 millones de euros en septiembre de 2011..
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad