Sacyr y Pemex disuelven su pacto en Repsol y renuncian a reclamarse indemnizaciones

stop

CAMBIOS EN LA PETROLERA

Demetrio Carceller Arce, presidente de Damm y Pescanova | EFE

31 de enero de 2012 (18:35 CET)

Sacyr Vallehermoso y Pemex han firmado la resolución definitiva del acuerdo de sindicación de acciones en el capital de Repsol que alcanzaron a finales de agosto de 2011, según informaron los empresas. De esta forma se confirma el cambio en la política de la petrolera mejicana tras el acuerdo alcanzado la semana pasada con Brufau en el que se aseguraba estabilidad accionarial para Repsol en un plazo de al menos diez años.

Pemex consigue así volver a la cordialidad con el presidente de Repsol, Antoni Brufau, después de haber intentado hacerse con el control de la compañía de la mano de la constructora Sacyr.

Con esta firma, las dos empresas "dan por terminado y resuelven de manera anticipada" su pacto en Repsol, sin "nada que reclamarse" y "renunciando al ejercicio de cualquier acción o derecho que les asistía" en el marco de dicho acuerdo.

Venta de autocartera

De esta forma, Sacyr y Pemex oficializan la ruptura del pacto anunciada el pasado 20 de diciembre, cuando el grupo constructor vendió un 10% del capital de Repsol a la propia petrolera, donde hasta entonces controlaba un 20%, con el fin de refinanciar la deuda asociada a esta inversión.

La ruptura formal del acuerdo entre estas dos compañías se registra una semana después de que Pemex y Repsol firmaran una alianza industrial estratégica a largo plazo, por la que la petrolera mexicana se compromete a mantener una participación entre el 5% y el 10% en la compañía española durante los próximos diez años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad