SAS y Spanair rompen sus acuerdos comerciales

stop

La baja rentabilidad de los vuelos con código compartido ponen punto final a la colaboración de la aerolínea escandinava con su participada catalana

A320 de Spanair con los emblemas de Star Alliance

04 de agosto de 2011 (12:09 CET)

Nueva vuelta de tuerca a las relaciones entre SAS y su participada catalana Spanair (posee el 10% del capital). El jarro de agua fría ha caído esta vez en forma de ruptura de los acuerdos de código compartido, que permitían comercializar conjuntamente determinadas rutas operadas por las dos aerolíneas. La poca rentabilidad de la experiencia es el motivo por el que ambas empresas han partido peras, pero hay diferentes versiones sobre quién ha dado el paso.

Según medios especializados, el bajo rendimiento económico de la experiencia ha colmado la paciencia del nuevo presidente de SAS, Rick Gustafson, que habría propuesto a su equipo finalizar con los pactos comerciales.

Spanair, sin embargo, asegura a El País que ha sido la compañía presidida por Ferran Soriano quien no ha querido renovar con SAS. Sus portavoces explican que los escandinavos se han negado a revisar a la baja los precios vinculados a las rutas operadas conjuntamente. Cabe recordar que ambas compañías están integradas en Star Alliance.

SAS la da por quebrada

Más allá de la disparidad de versiones, el hecho es que SAS lleva meses construyendo un cordón sanitario alrededor de su participada, a la que el propio Gustafson dio por quebrada en un encuentro con analistas. Durante la presentación de los resultados del primer trimestre del año, SAS subrayó que dispone de las provisiones económicas suficientes para hacer frente una hipotética bancarrota de su socia catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad