El vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de SEAT, Wayne Griffiths, durante la presentación de la cuarta generación del Seat León. EFE/Susanna Sáez

Seat apunta a Wayne Griffiths como nuevo presidente

stop

El fabricante de automóviles tiene convocado un consejo de administración el próximo 23 de septiembre en el que previsiblamente se elegirá nuevo presidente

C.H.

El vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de SEAT, Wayne Griffiths, durante la presentación de la cuarta generación del Seat León. EFE/Susanna Sáez

Barcelona, 16 de septiembre de 2020 (12:43 CET)

Tras nueve meses de interinidad, Seat apunta a que al fin tendrá nuevo presidente. Como todo parecía apuntar desde la marcha de Luca de Meo a Renault, su lugar será ocupado por el vicepresidente comercial y presidente de Cupra, Wayne Griffiths, favorito desde el primer minuto en la sede de la compañía.

Las fuentes consultadas por Economía Digital aseguran que entre bambalinas se da por sentado que Griffiths será el nuevo presidente; un cargo que se oficializará en el consejo del próximo 23 de septiembre, tal y como avanzó La Tribuna de la Automoción, la semana pasada. 

Un portavoz de la empresa señaló que no existían novedades sobre el nombramiento de un presidente y que se anunciaría "a su debido tiempo".

El dirigente sustituiría al alemán Carsten Isensee, que ocupa la presidencia de forma interina desde el pasado mes de enero. El nombre de Wayne Griffiths ha estado siempre en todas las quinielas para ocupar la presidencia de la compañía automovilística y en los últimos meses ha ido acumulando cargos de responsabilidad que dejan claro el peso en la firma de este directivo británico.

"Nos morimos de ganas de que el nuevo presidente sea Griffiths", decían directivos de Seat

La figura del presidenciable siempre fue bien vista por los sindicatos, que valoran el legado de De Meo muy positivamente y lo encumbran como un nombre continuista con el proyecto del italiano.

Griffiths no supondrá pues una sorpresa. Desde el adiós del anterior presidente, las quinielas eran constantes. Y su nombre sobresalía por encima del resto. "Nos morimos de ganas que sea él", decía un alto ejecutivo de la empresa. "Estaríamos encantados", coincidían otras voces consultadas durante el evento.

El ejecutivo británico agrada entre bastidores, pero él lanza balones fuera cuando se le pregunta. "Tengo mucho trabajo con los cargos que ya ocupó y estoy encantado con la posición que ocupo en la empresa", despejó con una sonrisa ante los periodistas el pasado invierno.

Seat: 25.000 millones hasta 2025

Griffiths deberá liderar la próxima etapa de la automovilística. Tras gastar 3.300 millones entre 2015 y 2019, la empresa  invertirá hasta 5.000 millones de euros en "electrificar su gama de vehículos y en la fábrica de Martorell (Barcelona) y sus satélites en Barcelona". Un programa de gasto diseñado antes del coronavirus que se mantendrá inalterado a pesar del "duro impacto" de la pandemia.

La filial de Volkswagen AG --el grupo que también engloba a VolkswagenAudiPorsche Skoda-- anunció en julio el proyecto en la recién estrenada Casa Seat, en Barcelona. Tras pedir el apoyo de las instituciones, tomó un compromiso con los presentes: "Nuestra intención es que Martorell fabrique automóviles eléctricos a partir de 2025, cuando el mercado haya crecido".

El presidente en funciones Carsten Isensee señaló que la inversión se repartiría entre nuevos proyectos de I+D en el centro técnico de la firma para desarrollar modelos de cero emisiones y la adecuación de sus fábricas catalanas. "Es el nuevo reto de la organización después de afrontar la llegada de los SUV en 2015", dijo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad