l presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont. EFE

Sigue el éxodo: 1.900 empresas han salido de Cataluña en lo que va de año

stop

Madrid, a donde han ido 1.066 de las compañías, es la principal beneficiada del traslado empresarial fuera de Cataluña, que se ralentiza pero continúa

Barcelona, 08 de agosto de 2018 (09:05 CET)

El traslado masivo de empresas fuera de Cataluña que desencadenó la última fase del proceso independentista el segundo semestre del año pasado no cesa: 1.886 compañías se han ido en la primera mitad de 2018, de las que el 56%, 1.066, se han instalado en Madrid.

Del conjunto de empresas catalanas exiliadas, 1.350 confirmaron su salida el primer trimestre del año, de enero a marzo, y otras 536, entre abril y junio. La media semanal de compañías que han confirmado su salida de Cataluña en lo que va de año es de 73. Son datos de la estadística trimestral del Colegio de Registradores citados por el diario ABC. El recuento incluye las sociedades que tras pedir trasladar su sede social, oficializan la mudanza en los siguientes tres meses.

4.422 salidas en 18 meses

Si nos remontamos hasta el 1-O, la cifra supera las 4.000 empresas. Si tomamos las confirmaciones desde inicio de 2017, se alcanzan las 4.422 salidas confirmadas. El ritmo de salida se ha relajado, pero el goteo no cesa, y ha incluido a pesos pesados como Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural o Abertis, que por ahora no tienen previsto volver.

Madrid es la comunidad más beneficiada por el éxodo de empresas catalanas, seguida de Aragón, a donde se trasladaron 151 empresas; Andalucía, que ha acogido a 126 compañías, y la Comunidad Valenciana y Baleares, con 102 cada una.

Si se toma el saldo de salidas y entradas, Cataluña es la comunidad que más tejido empresarial ha perdido este 2018. Su balance es de -1.676 empresas, a años luz de la segunda región en el ránquing, Castilla-León, con un saldo negativo de 82 sociedades.

Los indicadores de Cataluña, a la baja

No es este el único indicador negativo para la economía catalana. El gobierno de Quim Torra presume de los resultados económicos positivos de 2017, en los que el buen resultado de las exportaciones compensó el desplome del consumo en Cataluña el último trimestre. 

Así, según el servicio de estudios del BBVA, también citado por el diario, desde octubre de 2017 hasta abril de 2018, la inversión en bienes de equipo en Cataluña se redujo un 0,2% mientras en el conjunto de España subía un 5,3%, y del cuarto trimestre del año pasado hasta el segundo del actual, las pernoctaciones turísticas en Cataluña cayeron un 2,8% mientras en toda España crecían un 0,2%.

Las ventas minoristas, que desde el 1-O y hasta junio pasado aumentaron un 1% a nivel nacional, cayeron un 0,6% en la comunidad catalana

Lo mismo vale para el consumo. Las ventas minoristas, que desde el 1-O y hasta junio pasado aumentaron un 1% a nivel nacional, cayeron un 0,6% en la comunidad catalana, y la compraventa de viviendas en el mismo periodo aumentó un 1,8% en España y cayó un 1,5% en Cataluña.

La Autoridad Fiscal estima que la evolución interanual del PIB en el segundo trimestre fue en Cataluña del 2,5%, dos décimos por debajo a la del conjunto del país, y, según las previsiones del BBVA, la comunidad crecerá este año un 2,6%, tres décimas por debajo de la media española, y con la segunda tasa autonómica más baja tras la de Castilla-León (un 2,5%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad