Pedro Serrahima. O2

Telefónica recorta precios de O2 (gracias a Competencia)

stop

La segunda marca de Telefónica rebaja en un 13,8% el precio de su tarifa convergente en zonas reguladas de España

Barcelona, 24 de enero de 2019 (16:57 CET)

O2, la segunda marca más conocida de Telefónica tras Movistar, rebajará ocho euros, un 13,8%, el precio de su tarifa convergente, de 58 a 50 euros al mes. Esta rebaja ha sido posible gracias a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El motivo es que el regulador ha actualizado, como viene haciendo cada semestre, su test de replicabilidad, que ahora le permite reducir el precio en la zona regulada.

En un carta remitida a los clientes, la compañía informa de que a partir del próximo 18 de febrero el precio de su servicio de O2 Fibra y Móvil se reducirá en ocho euros mensuales. Este cambio se aplicará “de forma automática”, sin que el cliente tenga que hacer nada y sin cambios en las condiciones del servicio.

¿Por qué la CNMC ata en corto a Telefónica?

El proyecto pilotado por Pedro Serrahima, ex director de Pepephone, ofrece dos precios diferentes desde que llegó al mercado, en función del territorio en el que se contrate la tarifa. Si se hace dentro de una de las 66 ciudades que fueron determinadas por la CNMC como competitivas o no reguladas, su oferta de fibra y móvil es de 45 euros; si excede este límite geográfico, no obstante, el precio es de 50 euros (hasta ahora era de 58).

Y es que Competencia determina que en la zona libre, que son los 66 municipios donde se ha identificado que existen al menos 3 redes de banda ultra-ancha y en los que reside aproximadamente el 34% de la población española, la compañía tiene más flexibilidad para configurar su oferta. No obstante, en el resto del territorio las tarifas tienen que estar supervisadas.

La influencia de la CNMC ha sido objeto de debate en el sector de las telecomunicaciones, hasta el punto de no esclarecerse quién es el verdadero responsable para fijar los precios. 

Tras la última revisión del test de replicabilidad la compañía ha podido reducir en ocho euros el precio que cobra por sus servicios convergentes en las zonas no competitivas, hasta los 50 euros, con lo que se acerca así a los 45 euros fijado por la operadora para la zona libre.

Cambios en el plan de compensación

Este cambio de precio también afectará al plan de compensación creado por la empresa para los clientes que están en una zona regulada y a los que se compensaría cuando pasen a estar incluidos en la zona libre. Este plan fue denunciado por Vodafone.

Al reducirse la diferencia entre ambas zonas, a partir de ahora se acumulara cada mes cinco euros en vez de 13 en el cálculo de compensación que le corresponderá al cliente cuando se lleve a cabo este cambio.

Hemeroteca

Telefónica O2
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad