José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. EFE

Telefónica reitera sus objetivos para este año tras rebajar deuda

stop

Varios accionistas recriminan al consejo la mala evolución de la acción, que Álvarez-Pallete relaciona con un problema del conjunto del sector

Madrid, 07 de junio de 2019 (11:50 CET)

Pocas sorpresas en el discurso de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la junta de accionistas que se celebra este viernes en Madrid.

En un año intenso, en el que la compañía ha acelerado las desinversiones, fundamentalmente en Latinoamerica, Criteria se ha reforzado en su capital para superar el 1%, reforzando el peso de La Caixa en la teleco –CaixaBank ostenta más de un 5%-, y marcado por la reducción de deuda, Álvarez-Pallete ha insistido en la larga trayectoria de la compañía: acaba de cumplir 95 años y en su buena posición para continuar creciendo.

De cara al futuro, ha apuntado que el futuro de la empresa pasa el despliegue de red. “Cuando cumpla su centenario estará a la vanguardia en redes de fibra y 5G, será pionera en simplificación y eficacia”, ha explicado a la junta.

El presidente de la teleco española también se refirió a que los datos financieros de 2018 y los logrados durante los tres primeros meses de este año, “permiten confirmar los objetivos financieros para 2019”, señaló Álvarez-Pallete. “Hemos reducido la deuda como si hubiéramos podido desinvertir 02 en Reino Unido”, insistió. La compañía ha rebajado su endeudamiento en 14.000 millones desde junio de 2016.

Telefónica prevé mejorar sus ingresos un 2% este ejercicio, y obtener una mejora similar en el OBITDA –beneficio bruto de explotación en el sector de telecomunicaciones-.

El máximo ejecutivo de Telefónica también se refirió a que uno de sus objetivos es crear “una sólida relación de confianza con todos nuestros grupos de interés”. En esta línea, apuntó que a partir de julio “los accionistas de Telefónica que igualmente sean clientes contarán con una atención personalizada”, adelantó.

Asimismo, apuntó que la retribución de los directivos también estaría relacionada con indicadores como la satisfacción de sus usuarios.

Álvarez-Pallete reconoce la mala evolución del sector

Álvarez-Pallete reconoció que el mercado no estaba sabiendo reconocer el valor de la empresa, en línea con lo que sucede en el resto del sector, pero se mostró confiado en que esta situación se reconducirá; porque la compañía estaba cumpliendo sus compromisos.

Durante del turno de preguntas de los accionistas, fueron varias las intervenciones en las que se recriminió al consejo la mala evolución del título en bolsa, exigiendo al consejo que considerara elevar el valor como una de sus principales prioridades.

El presidente de Telefónica les agradeció su confianza y reconoció que el mercado está penalizando a la compañía, por contagio por el sector, pero también por su exposición a Latinoamérica y el Reino Unido, afectado por el miedo al Brexit. Asimismo, repasó la mala evolución del conjunto del sector. 

"Existen incertidumbres sobre las inversiones que se deben hacer, el coste de las subastas 5G que están en marcha, incertidumbres regulatorias y también sobre cómo evolucionarán los precios de nuestros productos para los clientes", enumeró el presidente de la teleco.

Hemeroteca

Telefónica
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad