Telefónica se lleva el negocio digital a Londres

stop

España pierde peso en el futuro de la compañía, que crea Telefónica Digital para reorganizarla. Los negocios se estructuran en dos grandes bloques: Europa y Latinoamérica

César Alierta, presidente de Telefónica

05 de septiembre de 2011 (20:38 CET)

César Alierta ha dado un golpe de timón en la organización de la empresa que preside, Telefónica. Con el objetivo de adentrarse de lleno en el entorno digital, tal como afirman en un comunicado que han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se llevan el negocio 2.0 a Londres con la creación de una nueva unidad de negocio, Telefónica Digital, que tendrá sedes regionales en Madrid, Sao Paulo, Silicon Valley “y lugares estratégicos del continente asiático”. Estará dirigida por Mathew Key, hasta ahora responsable de los negocios en Europa, y tendrá una dotación inicial de 2.500 profesionales.

La unidad será responsable de desarrollar y explotar globalmente los negocios de vídeo y entretenimiento; e-advertising (publicidad); e-health (salud); servicios financieros; cloud y M2M. Tanto para empresas como consumidores finales.

Así, España pierde peso en el diseño del futuro de la compañía. Y es que Telefónica Digital será la punta de lanza de la innovación del grupo y tendrá como objetivo “aprovechar todas las oportunidades de crecimiento”. Además, Alierta ha simplificado la organización de toda la compañía y ha dividido el negocio en dos grandes bloques: Europa y Latinoamérica. Lo que significa que todas las operaciones que se hagan en España dejarán de tener un trato especial, serán un proyecto europeo más. José María Álvarez-Pallete, responsable hasta ahora de Latinoamérica, dirigirá la región de Europa, y Santiago Fernández se responsabiliza de esta división. Antes dirigía la división de Estrategia, Finanzas y Desarrollo Corporativo.

Finalmente, en el nuevo esquema organizativo de Telefónica se unifican la gestión con la puesta en marcha de la unidad operativa de Recursos Globales. Enfrente estará Guillermo Ansaldo, responsable actual de la gestión española, y tendrá la tarea de poner en marcha un plan de ajuste en el que se aprovechen los beneficios de la escala.

Comité Ejecutivo

La nueva organización también tiene su repercusión en el comité ejecutivo de Telefónica. Formaran parte nueve miembros y estará encabezado por Alierta; el consejero delegado, Julio Linares; el secretario general técnico de presidencia, Luis Abril; y el secretario general jurídico y del consejo, Ramiro Sánchez de Lerín.

También tienen sillas el responsable de la división de finanzas y desarrollo corporativo, Ángel Vilá, y los tres directivos que estrenan cargo: Mathew Key, Santiago Fernández y José María Álvarez-Pallete.

ERE en España


La pérdida de españolidad del grupo de telecomunicaciones llega pocos meses después del polémico ERE que realizará la multinacional y afectará a 6.500 empleados. Una medida que tiene el visto bueno del ministerio de Trabajo e Inmigración y está pactado con los sindicatos.

Y es que tal como comentó el presidente para defender el ERE, España ha dejado de ser un activo estratégico para Telefónica. Ahora, sus principales ganancias tienen su origen fuera de la península y su futuro a largo plazo es ahora más internacional que nunca.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad