Teresa Romero abandona la habitación de aislamiento

stop

La auxiliar, que ha eliminado la presencia de ébola en su cuerpo, permanecerá en observación

Teresa Romero posa junto a su marido y compañeros I EP

01 de noviembre de 2014 (19:45 CET)

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que contrajo el ébola en España tras atender al misionero Manuel García Viejo, ha abandonado esta tarde la habitación de aislamiento del Hospital Carlos III en la que permanecía desde el pasado 6 de octubre.

La primera persona contagiada por el virus fuera de África ha permanecido prácticamente un mes aislada del mundo, a la espera de que su cuerpo eliminara cualquier presencia de ébola. Los profesionales declararon que estaba curada el pasado 21 de octubre, pero ha sido este sábado, tras conocer los últimos análisis definitivos sobre todos sus fluidos corporales, cuando los médicos han decidido levantar las medidas de aislamiento.

Ahora, Romero seguirá en observación en una habitación convencional y en conexión directa con familiares, amigos y del personal sanitario que no se ha separado de ella ni un momento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad