Una imagen del concesionario en L'Hospitalet de Llobregat de Tesla. | EFE

Tesla se estrella en ventas tras abrir concesionarios en España

stop

La marca dirigida por Elon Musk no despega: pese a los esfuerzos comerciales, lleva menos coches vendidos que en 2017

Barcelona, 06 de agosto de 2018 (04:55 CET)

A Tesla no le salen los números en España. El revolucionario fabricante de coches fundado por Elon Musk duplicó pérdidas en el primer semestre del año a pesar de que sus ingresos subieron por encima del 30%. No fue el caso español, donde la compañía redujo las ventas pese al esfuerzo de haber abierto varios concesionarios en los últimos meses.

Según los datos de matriculaciones de Anfac, en los primeros siete meses del año salieron a la carretera 198 vehículos eléctricos de la compañía estadounidense; uno menos de los 199 que por estas fechas ya circulaban por las calles del país.

La caída es todavía modesta, pero se acentuó en el mes de julio, un periodo tradicionalmente bueno para los concesionarios. Sin embargo, no fue así para Tesla: las matriculaciones se despeñaron el 63% hasta las 14 unidades; 8 Model S y 6 Model X. Como ya anunció la compañía, del asequible Model 3 todavía ni hablar. Llegará a España en 2019.

La tecnológica frena así el crecimiento que en 2017 le llevó a elevar las ventas el 1.000%, un porcentaje que le hizo saltar de las pocas decenas que comercializaba a alrededor de 400 unidades anuales.

Tesla abrió concesionarios en Madrid y Barcelona

Coincidiendo con el acelerón, la empresa inauguró una red de concesionarios por el país con tal de elevar todavía más la velocidad. Barcelona y Madrid cuentan con tiendas de la firma que, sin embargo, no acompañan elevando el volumen de coches comercializados.

Los establecimientos se inauguraron en el último trimestre del año, por lo que a estas alturas Tesla no tenía todavía red comercial propia. El desembarco todavía no se deja notar.

La empresa comenzó a vender sus coches en eléctricos en España en diciembre de 2016 con el lanzamiento de un portal en castellano y la opción de recibir el producto en cualquier parte de la geografía. Hasta ahora, el automóvil tarda entre dos y tres meses en llegar al comprador. “Sólo un mes se va ya en el transporte desde los Estados Unidos”, explicaba a El País su vicepresidente para Europa, Oriente Medio y África, Willem Haitnik.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad