Unos visitantes del Automobile Barcelona observan el Modelo X de la norteamericana Tesla. | EFE

Tesla abrirá su primer concesionario español en octubre

stop

Tesla se hace con un local en la barcelonesa calle Rosselló mientras ultima los preparativos para aterrizar en Madrid

Barcelona, 26 de agosto de 2017 (05:55 CET)

Después de tantear el terreno con una tienda fugaz en el puerto de Barcelona, Tesla se pone seria en España. La compañía sella el aterrizaje en el país con la apertura de su primer concesionario. Será en el centro de la capital catalana y abrirá el próximo mes de octubre. La tienda estará gestionada por la propia automovilística y se ubicará en la planta baja del 257 de la calle Rosselló, junto al paseo de Gracia.

Allí se podrán adquirir los tres modelos de la tecnológica: el Model S, el Model X y el Model 3. De hecho, ya ha habilitado un número de teléfono para que los clientes que lo deseen puedan solicitar una cita previa.

Preguntadas por Economía Digital, fuentes de la sociedad se limitan a apuntar que “a lo largo de la segunda mitad del año” Tesla abrirá una tienda en Barcelona y otra en Madrid. El fabricante de vehículos eléctricos también prepara la inauguración de centros de servicio, una suerte de talleres mecánicos, en ambas capitales antes de 2018.

Tesla acabará el año con 100 puntos de carga en España, 24 de ellos ultrarápidos

Hasta ahora, el principal obstáculo para los usuarios ha sido la falta de puntos de carga, que crecen a menor ritmo que en la mayoría de países europeos. Para remediarlo, la compañía prevé acabar el año con 24 estaciones de carga rápida, el doble de las que suma ahora mismo. "Proporcionan una autonomía de hasta 270 kilómetros en tan solo 30 minutos", detalla en su página web.

Los datos disponibles en el portal muestran que la firma ambiciona con alcanzar los 100 enchufes con diferentes potencias al finalizar 2017.

En España se han matriculado sólo 161 vehículos Tesla en el primer semestre

A pesar del renovado músculo, el fabricante todavía cuenta con una presencia marginal entre la flota de coches española. Según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), entre enero y junio se han matriculado 161 vehículos Tesla en el país, un crecimiento superior al 1.000% pero todavía irrelevante frente a los 667.494 turismos registrados en el primer semestre del año.

La empresa comenzó a vender sus coches en eléctricos en España el pasado diciembre con el lanzamiento de un portal en castellano y la opción de recibir el producto en cualquier parte de la geografía española. Hasta ahora, el automóvil tarda entre dos y tres meses en llegar al comprador. “Sólo un mes se va ya en el transporte desde los Estados Unidos”, explicaba a El País su vicepresidente para Europa, Oriente Medio y África, Willem Haitnik.

Tesla sólo puede fabricar 47.000 vehículos por semestre

Mientras, surgen dudas sobre la capacidad de Tesla para responder al éxito de sus productos. Con capacidad para fabricar 47.000 vehículos por semestre, la tecnológica acumula hasta 455.000 peticiones del Model 3, su último lanzamiento. Cartera que crece con más de 1.000 pedidos diarios.

La escasa producción y los elevados costes --gasta 12 millones de dólares cada día en baterías-- hacen que la sombra de una burbuja se cierna sobre el fabricante. En los primeros seis meses de 2017 perdió 798,6 millones de dólares (675 millones de euros) pero los inversores respondieron positivamente: elevaron la capitalización por encima de los 58.000 millones de dólares, más que fabricantes como General Motors, Ford y BMW.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad