Todo por amor al arte, la máxima del presidente de Fergo Aisa

stop

POSIBLE ALZAMIENTO DE BIENES

El presidente de Fergo Aisa, Carlos Fernández

Barcelona, 04 de diciembre de 2014 (23:57 CET)

Una auténtica pinacoteca. Los agentes de la Guardia Civil que realizaron el registro el pasado miércoles en la residencia de Carlos Fernández, presidente de Fergo Aisa y director general de Cipsa, se vieron sorprendidos por la cantidad de obras de arte que acumulaba. Todas las piezas han quedado requisadas.

Los investigadores sospechan que los propietarios legales de los cuadros podrían ser las compañías en quiebra que dirigía el principal acusado en la causa, por lo que se le podría atribuir un delito de alzamiento de bienes.

Detención y registro por fraude a cajas de ahorro

La Guardia Civil registró la residencia de Carlos Fernández en el marco de la investigación por un fraude a antiguas cajas de ahorro. El juzgado de instrucción 18 de Barcelona y el fiscal de Delitos Económicos, Óscar Serrano, sostienen que el empresario urdió una estrategia para desfalcar seis millones de euros. Las entidades afectadas son Caixa Terrassa (Unnim), Caixa Manlleu (Unnim), Caixa Laietana (Bankia), Caja Navarra y Caja España.

El mecanismo era el siguiente. Cipsa, empresa de Fernández, y una caja de ahorros creaban una sociedad mixta para desarrollar operaciones inmobiliarias aunque era la entidad financiera la que aportaba el capital al negocio. Una vez constituida, Fernández y sus hombres giraban facturas por trabajos falsos contra la nueva sociedad.

El registro en Sant Feliu de Codines

Los agentes de la Guardia Civil estuvieron en la residencia de Fernández en Sant Feliu de Codines desde las diez de la mañana, cuando se detuvo al empresario, hasta bien entrada la noche. Fuentes cercanas a la investigación relatan que la vivienda se constituye de dos inmuebles, ambos a nombre de un testaferro, separados por un jardín.

La primera casa es la vivienda habitual. La segunda se había convertido en su despacho personal. Fue allí donde se encontraron obras de arte de autores de prestigio como Ramon Casas, Antoni Tàpies o Joan Miró, además de diversa documentación

La quiebra de Fergo Aisa

Carlos Fernández fue un empresario de éxito gracias a su promotora inmobiliaria Fergo Aisa. La compañía entró en quiebra el verano de 2013, tras haber salvado el match ball en otras ocasiones. El pasivo de la firma se sitúa sobre los 300 millones.

El juzgado mercantil número 5 de Barcelona ha dictado ya su liquidación. Además, sobre el consejo de administración pesa un embargo de 116 millones de euros. La casa de Sant Feliu de Codines como otras fincas se encuentran bajo tutela judicial. En el caso concreto de Fernández, el embargo asciende a 58 millones de euros

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad