Torraspapel prevé seguir en pérdidas

stop

PRODUCCIÓN DE PAPEL

Instalaciones de la fábrica de Torraspapel en Zaragoza

en Barcelona, 02 de julio de 2015 (19:34 CET)

La compañía papelera Torraspapel volverá a cosechar pérdidas en el ejercicio 2015. Será el cuarto ejercicio consecutivo que cerrará con números rojos. Achaca tales resultados a la reforma energética aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy y a los impuestos sobre hidrocarburos para la producción eléctrica.

Torraspapel tiene una planta de biomasa y dos de cogeneración que abastecen sus propias fábricas. Las tres centrales registraron el año pasado un déficit agregado de 4,5 millones de euros y unae ellas, Cogeneración del Ter, entró en proceso de liquidación.

Facturación 

La facturación de Torraspapel totalizó 742 millones, de los que 714 corresponden a la producción de papel y 28 a la venta de energía. Esta última registrará en el presente ejercicio una fuerte reducción. De las ventas de papel, el 28% se generó en el mercado español y el resto provino de la exportación, sobre todo a los países de la UE.

El flujo de caja arrojó 1,6 millones. Las pérdidas finales ascendieron de 20,2 a 27,2 millones. La plantilla está formada por 2.233 personas.

Filiales

Torraspapel posee unos fondos propios de 550 millones y controla veinte filiales, tras absorber Sarriopapel y Celulosa, que tenía un patrimonio neto de 111 millones. El repertorio abarca subsidiarias en Italia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Portugal, Francia, EEUU, Méjico y Marruecos. En conjunto, lograron en 2014 unos resultados positivos de 7,2 millones.

Torraspapel pertenece al fondo británico de capital riesgo CVC, desde finales del siglo pasado. Ejerce la presidencia Javier de Jaime, hombre fuerte de CVC en España. Eduardo Querol desempeña el cargo de consejero delegado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad