Triadú aprovechó la victoria de Mas para pedir mejores condiciones en Garrigues

stop

El que fue 'conseller' de Presidència de la Generalitat ficha por PwC tras recibir negativas de su antiguo bufete a sus pretensiones profesionales y económicas

Joaquim Triadú

10 de enero de 2011 (14:39 CET)

No es sólo una batallita más entre bufetes legales de la ciudad. En el fichaje de Joaquim Triadú, anunciado a bombo y platillo por PricewaterhouseCoopers (PwC Tax & Legal Services), existen razones de fondo que trascienden el mero traspaso de profesionales. Triadú era desde 2001 socio del área de derecho administrativo de Garrigues. Ahora, el antiguo consejero de Presidència de la Generalitat con el Govern de Jordi Pujol se ocupará en PwC del Sector Público en Catalunya.

¿Qué ha pasado para que se produzca el curioso traspaso profesional? Varias fuentes consultadas por Economía Digital han señalado que la relación entre Triadú y el despacho Garrigues, que sigue como líder en Catalunya, se había deteriorado en los últimos tiempos. “Planteó exigencias profesionales y económicas una vez que ganaron los suyos en las elecciones”, explican medios conocedores de lo acontecido. ¿Cuál fue la respuesta? “Un despacho como Garrigues no puede someterse a ese tipo de presiones. Con independencia de si somos más o menos independientes, el oportunismo de Triadú no podía tolerarse. El jugó un órdago y el despacho le ha respondido con una negativa colosal”, añade otro miembro del bufete.

Méritos profesionales

Aunque el currículum de Triadú incluye una larga acumulación de cargos y meritajes de todo signo, en su antiguo destino profesional no se le reconocen grandes capacidades jurídicas. “Jamás ha sido un abogado como lo entendemos aquí. Él era otra cosa, un hombre vinculado a responsabilidades institucionales, una especie de engrasador ante las administraciones. Tras el resultado electoral, quiso poner en valor que volvían los suyos (CiU) al Govern y que eso podría suponer más negocio para el bufete”, asegura uno de sus antiguos compañeros en Garrigues.

Otro antiguo compañero recuerda que en los últimos meses Triadú estaba en una situación incómoda en Garrigues. “Había pisado algún callo”, explican los mismos medios.

En la actualidad, Triadú es miembro de la junta directiva del Cercle d'Economia; de la Fundación Lluís Carulla; del consejo de administración de Meroil y del consejo directivo del grupo de gimnasios DIR.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad