Oficinas de Unipost, que están siendo registradas por la Guardia Civil. ED/archivo

Unipost se agarra al macroconcurso postal catalán para sobrevivir

stop

La Generalitat licita todos los servicios postales del Govern por 51,8 millones, cifra que salvaría las maltrechas cuentas de Unipost

Barcelona, 10 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Unipost tiene una fecha en mente: el 1 de junio, día en el que entra en vigor en nuevo macrocontrato postal catalán. La Generalitat ha unificado todos los servicios postales de la administración catalana, con un suculento contrato de 51,8 millones de euros por el que pelearán los dos grandes operadores españoles y que puede sacar de la ruina al grupo de la familia Raventós.

El grupo postal privado está entre la espada y la pared. La mala evolución del negocio y los pleitos con la plantilla han dejado a Unipost en una situación delicada. Debe más de tres millones de euros a sus trabajadores, por el impago del 60% de la paga extra de verano del año pasado y del 100% de la de Navidad, y ha perdido todos los juicios, por lo que solo está pendiente del Supremo para cancelar dichas deudas.

No obstante, asegura no contar con tesorería para hacer efectivos los pagos. De hecho, lleva meses fraccionando las nóminas y pagándolas en dos y hasta tres partes. La última, la de abril, ha decidido abonarla en cuatro veces, una cada viernes… pero de mayo. De momento los trabajadores solo han cobrado el 25%, según han explicado fuentes del comité de empresa.

El Govern abre un jugoso concurso de 52M€ que puede incrementar casi un 30% el negocio de Unipost

Por si fuera poco con estos problemas, en dos meses le llega la extra de verano, que costará a Unipost algo más de dos millones de euros. Un problema más para la empresa que dirige Pablo Raventós, que se enfrenta desde hace una semana a huelgas parciales de su plantilla para reclamar las pagas extra y cobrar al día.

En este contexto, cada cliente nuevo es un tesoro, y más si puede aportar unos 50 millones de euros en dos años, como es el caso del macroconcurso de la Generalitat. La empresa catalana está preparando dicho concurso, que se cierra en dos semanas y cuya adjudicación se fallará a final de mes. Se espera que concurra también el gran rival de Unipost: Correos.

El Govern unifica la contratación de los servicios postales

El Govern ha decidido unificar sus concursos de servicios postales en un nuevo acuerdo marco para todas las consejerías, organismos y entidades públicas dependientes de la Generalitat y también consorcios y fundaciones con participación de la administración catalana. Un gran pastel de 51,8 millones de euros –sin IVA, según el precio de salida de la licitación– que se ha partido en dos lotes: uno de 30,9 millones y otro de 19,3 millones.

El concurso es para dos años, por lo que los dos lotes serían unos 26 millones por año. Para Unipost, esta cifra sería incrementar en casi un 28% sus últimos ingresos conocidos, los de 2015, cuando facturó 93,9 millones de euros. Y ese fue un año bueno en cuanto a ingresos, ya que subieron un 20%. De 2016 no hay datos conocidos, pero la pérdida del contrato de Iberdrola y los conflictos con Correos hacen prever que fue peor que 2015. Solo uno de los dos lotes ya sería una gran ayuda.

Pero además del impacto en resultados, también lo tendría en forma de inyección de liquidez para una empresa con la tesorería muy tensionada. Solo hay un problema: Unipost no es competitiva contra Correos, ya que como su servicio no llega a todo el territorio, tiene que subcontratar a la empresa pública para repartir en aquellas zonas a las que no llega. El acuerdo al que llegó con Correos para restablecer las relaciones le ayudará, pero aun así compite en inferioridad de condiciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad