stop

El grupo postal de los Raventós, Unipost, llega a un acuerdo con Correos para acceder a su red postal y retira la denuncia ante la CNMC

Barcelona, 28 de marzo de 2017 (05:00 CET)

Unipost toma aire. Tras meses de conflicto con el que es su gran competidor y a la vez proveedor, Correos, ambas compañías han sellado la paz con un acuerdo que permitirá al grupo postal privado mejorar su paupérrima situación financiera. Una buena noticia de la que Unipost estaba muy necesitada.

La compañía de la familia Raventós ha llegado a un acuerdo con Correos para renovar el acuerdo de franqueo entre ambas empresas, según informaron a Economía Digital fuentes conocedoras de la situación y confirmó un portavoz de Unipost. El acuerdo, que estaba suspendido, supondrá para el grupo privado el acceso a la red pública postal de Correos en mejores condiciones de las que tenía hasta ahora.

Concretamente, Unipost ha recuperado condiciones de cliente preferente, como poder pagar el franqueo quincenalmente o un precio más ventajoso. Con este acuerdo, el grupo que dirige Pablo Raventós ha dado por zanjada la polémica con Correos y que le llevó incluso a acudir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Correos cortó el grifo a Unipost porque los Raventós le debían 2 millones de euros

Unipost ya gozaba de condiciones ventajosas para acceder a la red de Correos. El grupo privado no llega a todos los municipios de España, pero para poder ganar contratos con grandes clientes que necesitan reparto en todos los rincones del país, ofrece un servicio global. Para poder llevarlo a cabo, subcontrata el franqueo y reparto en los sitios a los que no llega a Correos.

Gozar de buenas condiciones por parte de la empresa pública, tanto en el precio como en los plazos de pago, es muy importante para Unipost, ya que le permite ser más competitiva. Pero las perdió a mediados de 2016. Correos revocó el contrato porque el grupo privado le adeudaba 2 millones de euros, a lo que los Raventós respondieron con una denuncia ante la CNMC.

Finalmente, ambas empresas han preferido resolver el conflicto fuera de los despachos de Competencia. No es el acuerdo que le hubiera gustado a Unipost, según las fuentes consultadas, ya que en lugar de pagar el franqueo a final de mes, deberá hacerlo quincenalmente. Pero a cambio tendrá más facilidades para pagar la deuda con Correos.

Fuentes de Unipost confirmaron el acuerdo a Economía Digital, aunque no comentaron los detalles, y explicaron que la empresa ha desistido de la reclamación ante la CNMC. También admitieron que “esta acción, conjuntamente con otras en proceso, permitirán a Unipost mejorar la rentabilidad del negocio y la financiación de la compañía”. Correos evitó comentar el acuerdo.

Unipost acuerda condiciones ventajosas con Correos, lo que dará aire a su maltrecha tesorería

La ruptura del acuerdo con el antiguo monopolio fue un mazazo para el grupo privado, que vio cómo su delicada tesorería se tensionaba todavía más. Unipost llegó a argumentar ante el comité de empresa que no podía pagar las nóminas al día por culpa de la suspensión del contrato con Correos.

En estos meses, los impagos en los salarios de han agravado. Ahora la empresa debe la extra de Navidad y el 60% de la de verano de 2016, y ha pasado de pagar las nóminas en dos partes a hacerlo en tres. En los últimos dos meses, ha abonado el 50% el día 5, un 25% el día 15 y el resto entre el 15 y el 20.

De hecho, la recuperación del contrato con Correos no se ha notado de momento en el pago de los sueldos. El de febrero no terminó de pagarse hasta hace diez días pese a la firma del contrato con la empresa pública. Además, Unipost ha ido perdiendo en todas las instancias (Comisión de Convenios, Audiencia Nacional) a las que los sindicatos la han denunciado para reclamar las nóminas pendientes y el pago al día, pero las ha recurrido y no las cumple.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad