Vasile se harta de Godó al año de entrar en 8TV

stop

Mediaset reduce su participación en la televisión privada catalana al 34,7% después de unos resultados, económicos y de audiencia, muy inferiores a los esperados

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 28 de octubre de 2016 (06:00 CET)

¿Está Paolo Vasile, gurú de la televisión de masas en Europa, en retirada de su aventura catalana, sólo un año después de iniciarla? Los mentideros televisivos dicen que así es, y los actos lo atestiguan. Mediaset, que entró hace algo más de un año en 8TV, ha reducido su participación en la televisión de Godó después de no acudir a la última ampliación de capital.

Mediaset, propietaria de Telecinco, compró en mayo del año pasado un 40% de Emissions Digitals de Catalunya (Edica), la sociedad tras 8TV. El 60% restante quedaba en manos del Grupo Godó, editor de La Vanguardia. Sin embargo, en los resultados del tercer trimestre de Mediaset, presentados esta semana, el grupo de Vasile sólo declara el 34,7% de la televisión catalana.

Según avanzó Ara, Vasile sopesó dejar la alianza con Godó, aunque según la misma información, finalmente abandonó –o pospuso– la decisión. Eso sí, no acudió a la ampliación de capital que lanzó el grupo catalán para compensar sus pérdidas y ahora mismo, teniendo en cuenta los números de ambas televisiones, 8TV es más un dolor de cabeza que una fuente de alegrías para el presidente de Mediaset.

Falta de sintonía

La compañía de Vasile entró en 8TV con ambición, con intención de tomar el control y con un programa que debía llevar a la cadena a remontar sus modestas cifras de audiencia. Pero el Trencadís que presentaba Sandra Barneda apenas superó el 3% de cuota de pantalla y en marzo dejó de emitirse y no se sustituyó por nuevos contenidos aportados por la productora de Telecinco.  

Las relaciones entre los profesionales de ambas empresas tampoco eran buenas. La mala sintonía explotó también en marzo –poco antes de la suspensión de Trencadís–, con la dimisión del director de la cadena, Óscar Nogueira.  

Nogueira denunció que se había sentido apartado por las intromisiones de Mediaset, que mandó a cuatro personas a Barcelona para cambiar el rumbo de 8TV. Poco después de su marcha se suspendió, además del programa de Barneda, El Trident de Alfonso Arús, también producido por la cadena. Arús se unió a Nogueira en sus críticas al rumbo que Mediaset había dado a la cadena.  

Los números cantan    

Si la falta de sintonía era un problema, las cifras tampoco ayudaron. En vez de mejorar sus resultados económicos, Edica perdió un 40% más de dinero en el primer año con Mediaset. La empresa que gestiona 8TV perdió 6,5 millones en 2015, por 4,6 millones en 2014. A pesar de las subvenciones, Godó no ha conseguido hacer rentable una televisión que ha perdido 22 millones desde 2008.  

Estas cifras contrastan con las de Telecinco, la televisión más rentable de Europa. En 2015, Mediaset logró triplicar sus beneficios, y aun así, este 2016 está mejorando todavía más sus resultados: cerró el tercer trimestre de 2016 con unos ingresos de 711 millones y un beneficio neto de 131,8 millones, un 16% más que en el mismo periodo del año pasado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad