Isco disputa un balón con Mané durante la final de la Champions / EFE

Vodafone cumple su amenaza: renuncia a la Champions

stop

La operadora considera que los derechos del fútbol no le salen rentables, aunque sí mantendrá ocho partidos de La Liga

Barcelona, 16 de julio de 2018 (16:35 CET)

Los abonados de Vodafone TV no podrán ver la Champions League la próxima temporada. Tras meses de amenazas de las grandes operadoras, la única que por el momento cumplió con lo prometido es la compañía de origen británico, que dará la espalda a la máxima competición continental y al partido de mayor interés de cada jornada de La Liga, considerado como El Partidazo.

El director de Particulares de la empresa, Andrés Vicente, confirmó el adiós tras reconocer que no le salen los números sí se hace con los derechos de emisión. La firma sí mantendrá ocho encuentros por jornada de la liga española, la Segunda División y la Copa del Rey.

Vodafone cuenta con 300.000 clientes que tienen contratado el paquete fútbol y el año pasado gastó 250 millones de euros en este tipo de contenidos. Por ello, la principal crítica de la compañía es que el pago que debe afrontar se evalúa por unos mínimos y no por una variable según los clientes conseguidos. De lograr cambiar el modelo, la operadora podría pagar por el fútbol según el número de usuarios dispuestos a comprar estos contenidos.

Es la primera operadora que renuncia al deporte rey tras las constantes amenazas realizadas junto a Telefónica y Orange durante el proceso de subasta. De heho, a finales de febrero, la propietaria de Movistar TV aseguró que “existía una clara posibilidad de no renovar los derechos" debido a su alto coste. No obstante, en junio terminó por pagar 1.080 millones de euros por la adquisición de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League para las próximas tres temporadas (2018-2021).

Vodafone: fútbol o ficción, esa es la cuestión

El ejecutivo de Vodafone aseguró que la apuesta pasa ahora por el cine y las series "si no cambian las condiciones de mercado". "Tras muchos análisis, hemos considerado que el fútbol ya no es el contenido más demandado por nuestros clientes, que tienen más apetito por la ficción", reveló. "Para un segmento tan estrecho de nuestra base de usuario (aproximadamente el 23%) no tiene sentido hacer este esfuerzo desde un criterio de racionalidad económica", sentenció.

La tesis la defienden también en Telefónica, a pesar de haber adquirido los derechos. Según la operadora española, hasta tres producciones propias superaron en audiencia a los partidos entre Real Madrid FC Barcelona. “La Peste ha obtenido los mejores resultados de cualquier serie transmitida en la historia de Movistar+”, celebraban hace unas semanas.

El mercado también señala el camino al sector: abandonar el balompié. Como explicó Economía Digitallos analistas de Banc Sabadell estiman que renunciar al deporte para incluir las ficciones de Netflix sería positivo para los resultados de operadoras como la presidida por José María Álvarez-Pallete. El valor de la sociedad escalaría entre un 4% y un 10%, según la rebaja del precio aplicada a los paquetes televisivos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad