Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España. EFE

Vodafone pierde 150.000 clientes a pesar de tirar sus tarifas

stop

La operadora de telecomunicaciones sufre la peor de las pesadillas: merma de rentabilidad y fuga de clientes

Madrid, 02 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Vodafone España comienza el otoño con una tormenta perfecta que la coloca en la peor de las posiciones para una empresa de telecomunicaciones. La filial de la multinacional británica acumula la pérdida de 154.000 clientes en apenas dos meses después de haber renunciado a parte de la programación del fútbol.

Vodafone ha perdido 60.000 clientes en seprtiembre a pesar de haber desplegado una oferta agresiva para captar suscriptores de Movistar. La compañía presidida por Antonio Coimbra activó en septiembre la promoción “50% para toda la vida” para robar clientes a Movistar, su máximo competidor que todavía mantiene intacta la oferta televisiva del fútbol y que acumula dos meses de incrementos en suscriptores.

Los márgenes de Vodafone se resienten por la reducción de tarifas del 50% para captar clientes Movistar, una promoción que se ha traducido en una ola de altas que han colapsado tanto las nuevas instalaciones como la activación de la televisión de pago.

A pesar de haber perdido más de 150.000 clientes en dos meses, Vodafone asegura que no se trata de un desastre comercial. La compañía explica que con los clientes de fútbol perdía dinero. "Por las condiciones de pago establecidas por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), la rentabilidad era negativa", explican desde la operadora. Vodafone ha perdido 150.000 clientes de los 350.000 que tienen fútbol. Parece un escenario malo, pero aunque se fuesen todos los clientes de fútbol, no estaríamos perdiendo dinero", añaden desde Vodafone. 

La compañía explica que el ritmo de pérdida de clientes va en franco descensoy espera estabilizar la fuga en los próximos meses. De hecho, la compañía ya ha dejado de comercializar su oferta "50% para toda la vida". 

Promoción agresiva sin resultados

La tarifa estándar de Vodafone One (la M, que incluye línea fija, internet, dos líneas móviles con llamadas ilimitadas y televisión) se ha fijado en 49 euros, la mitad de precio de una tarifa similar en Movistar.

Pero la captación masiva de clientes Movistar con su oferta más agresiva de los últimos años no ha supuesto un aumento en su número de suscriptores. Todo lo contrario. Vodafone ha perdido en septiembre, mes álgido de activaciones con la promoción 50% para toda la vida, 60.000 suscriptores, mientras que Movistar aumenta en más de 33.000 clientes.

La pérdida de Vodafone se une a los 94.000 suscriptores que perdió en agosto después de hacer pública la merma en su parrilla televisiva: supresión de El Partidazo y los partidos de la Champions.

Campaña “secreta”

Vodafone España ha explicado que la oferta para captar a clientes de Movistar no ha sido una campaña masiva sino que se han hecho "ofertas de forma privada" a clientes de la competencia.

Con llamadas telefónicas de operadores y mecanismos “de inteligencia artificial”, el operador atrae a usuarios de la competencia con una tarifa plana de por vida.

La guerra de precios fue iniciada este verano por Movistar que ofrecía 50% de descuento en los paquetes Fusión (teléfono, internet y televisión de pago) a los suscriptores que cambiaran de operador en las tiendas físicas de Movistar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad