El consejero delegado de Volkswagen AG, Herbert Diess, durante la presentación de la nueva imagen en Frankfurt. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Volkswagen maquilla su logo para intentar olvidar el dieselgate

stop

El fabricante alemán trata de pasar página de los últimos cuatro años con una nueva imagen y con la intención de "liderar" el coche eléctrico

Carles Huguet

Economía Digital

El consejero delegado de Volkswagen AG, Herbert Diess, durante la presentación de la nueva imagen en Frankfurt. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Frankfurt, 10 de septiembre de 2019 (10:42 CET)

Cuatro años después de estallar el dieselgate, Volkswagen AG trata de dar carpetazo a la crisis de las emisiones que le costó el puesto a buena parte de su cúpula y miles de millones de euros en sanciones alrededor del mundo. El fabricante alemán presentó este lunes en el salón del automóvil de Frankfurt una nueva imagen tras la que se esconde el reto de convertirse en el líder mundial del coche eléctrico. Para empezar, el nuevo Id.3, un vehículo que comenzará a producirse el próximo mes de noviembre en Zwickau (Alemania).

Herbert Diess, consejero delegado del conglomerado –que también engloba a Seat, Audi, Skoda y Porsche-, explicó que el coche representa la imagen “de la nueva Volkswagen”, que pretende ser neutra en emisiones de carbono en 2050. Todas las gamas del compacto, muy parecido al Seat el Born en términos de diseño, estarán disponibles a partir de 2020 por menos de 30.000 euros. “La idea es poder fabricar eléctricos por menos de 20.000 euros”, añadió.

El turismo es la punta de lanza de una ofensiva que constará de 70 modelos en la próxima década repartidos entre las diferentes marcas. “No hay ningún fabricante tradicional que haga una apuesta tan decidida como la nuestra”, desafió Diess.

Los coches de Volkswagen serán encabezados por un nuevo logotipo, más fino “y digital”, según sus responsables. Como no podía ser de otra forma en una imagen icónica, el cambio estuvo precedido por más luces y efectos especiales de los que finalmente son palpables en el emblema, que mantiene inalterables la V y la W dentro de un círculo.

"El nuevo logotipo es el resultado de cuatro años de trabajo", señalan en Volkswagen

“Es el resultado de cuatro años de trabajo”, explicaron desde la marca. Un giro que comenzó tras descubrirse la manipulación de las emisiones de dióxido de carbono de sus vehículos diésel. "El nuevo diseño de marca es el comienzo de una nueva era", zanjó Jürgen Stackmann, director de marketing y ventas de Volkswagen.

Pero la cúpula del fabricante alemán no quiere dar el cambio de paradigma sólo. "El eléctrico es una oportunidad para Alemania y para toda Europa", emplazó Diess. Por ello, pidió ayuda a las instituciones para la creación de las infraestructuras necesarias así como incentivos fiscales para los productores.

Ya en la última presentación de resultados, Diess hizo un llamamiento a las autoridades: "El coche eléctrico funciona, necesita de incentivos por parte de los gobiernos y de inversiones en infraestructuras, pero funciona".

Por el momento, no está previsto que la fabricación de eléctricos recaiga en España. Seat comenzará a elaborar híbridos enchufables este mismo año en Martorell con la nueva generación del Seat León y en 2020 empezará con el Cupra Formentor. Mientras, la planta de Volkswagen en Navarra podría aspirar a los automóviles de cero emisiones si la marca alemana quiere lanzar una versión cero emisiones del Volkswagen Polo.

Hemeroteca

Seat Volkswagen Diésel
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad