Volkswagen vuelve a ganar dinero a pesar del descenso de ventas

stop

Las matriculaciones del grupo alemán caen por primera vez desde que estallara el escándalo de las emisiones a causa del descenso en Brasil

Varios vehículos Golf, uno de los modelos afectados por el parón de la producción / Reuters

Barcelona, 31 de mayo de 2016 (09:46 CET)

Volkswagen cerró en 2015 el peor ejercicio de su historia a causa del fraude de las emisiones. Pero no fue por una caída de las ventas, que no llegó a producirse, sino por las provisiones de 16.200 millones de euros para cubrirse ante las consecuencias del escándalo. Hecho este ajuste, el grupo volvió a beneficios durante el primer trimestre de 2016.

El gigante del automóvil al que pertenecen las marcas VolkswagenAudiSeat y Skoda ganó 2.365 millones de euros entre enero y marzo, un 19,3% menos que en el mismo periodo del año pasado, según ha anunciado este martes la compañía.

Ventas a la baja

A pesar de esta mejora, las cifras de ventas están empezando a sufrir, sobre todo por el batacazo en Brasil entre enero y marzo. Se trata del primer descenso desde que estalló el dieselgate. En los últimos meses de 2015, tras descubrirse el fraude en septiembre, se moderaron pero no llegaron a caer, en parte por los pedidos acumulados.

En el primer trimestre de 2016, las marcas del grupo Volkswagen vendieron 30.000 coches menos que en el mismo periodo del año anterior. Concretamente, 2,57 millones de vehículos. Sólo en un país, Brasil, uno de los mercados más importantes del grupo, perdió unas 40.000 ventas.

También sufrió en mercados como el turco, el japonés, el ruso y el estadounidense, donde se descubrió el fraude de las emisiones. En cambio, se ha reforzado en Europa occidental, China y México.

El ligero descenso de ventas ha repercutido en una reducción del 3,4% de la facturación, hasta los 50.964 millones de euros. La compañía lo ha achacado tanto a la caída de matriculaciones como a los los tipos de cambio.    

Seat mejora su resultado

Las principales marcas del grupo VW han sufrido descensos de ventas en el primer trimestre, pero Seat ha sido la que ha salido peor parada. La filial española ha matriculado 127.000 coches, un 8% menos, en parte por la reducción de su gama.

A pesar de ello, la filial española de VW ha visto mejorar sus resultados en el primer trimestre. Concretamente, un 63,6%, hasta un beneficio operativo de 54 millones. Seat logró en 2015 volver a beneficios y prevé que sus números negros crezcan este año.

 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad