Xercavins capta 300 pisos en alquiler para el fondo Tauro

stop

Desde su arranque en 2014, el vehículo inversor ha adquirido 14 edificios en Barcelona y Madrid y, en una primera etapa, prevé contar con 500 pisos tras amasar 100 millones

Interior de un piso del fondo Tauro, en la avenida Roma de Barcelona

Madrid, 26 de julio de 2016 (01:00 CET)

Parte de los 100 millones de euros que, en una primera etapa, tiene pensado invertir el fondo Tauro Real Estate, gestionado por Josep Maria Xercavins –antiguo director general de Metrópolis y Metroinvest– han servido para que el vehículo inversor cuente ya con más de 300 pisos destinados al alquiler, distribuidos en 11 edificios en Barcelona y 3 en Madrid. En su mayoría, apartamentos turísticos con licencia de actividad.

Compras que han sido posibles por las nueve ampliaciones llevadas a cabo desde que, en febrero de 2014, echara a andar el fondo del que forman parte ilustres apellidos catalanes.

Family offices catalanas

Entre ellos, José Creuheras, máximo responsable del Grupo Planeta, el ex propietario de Panrico, Albert Costafreda, y Silvio Elias, uno de los antiguos dueños de Caprabo. Costafreda y Elias canalizan su inversión en Tauro a través de Universal de Panadería y Bollería y Sandrigham, sus respectivas family offices.

Los iniciales 10 millones de capital prácticamente se ha han triplicado hasta 28,6 millones. La última ampliación, de 360.000 euros, fue inscrita en el Registro Mercantil el pasado 6 de julio.

Recursos propios y financiación

El fondo, con la captación de esos 100 millones, pretende adquirir en torno a 500 viviendas, no solo a través de ampliaciones para incrementar sus recursos propios, sino también por medio de financiación bancaria.

Mientras que en los fondos anteriores que levantó y gestionó Xercavins –Metrópolis y Metroinvest– el foco de la inversión eran las oficinas y los hoteles, en esta ocasión Tauro ha centrado su negocio en pisos en alquiler.

Rentabilidad del alquiler roza el 11%

Lo hace sabiendo que se trata de uno de los nuevos filones del sector inmobiliario en la salida de la crisis. Las cifras de rentabilidad bruta anual se situaron en marzo en el 6,18% y, como acaba de publicar el Banco de España en uno de sus últimos informes, esa rentabilidad ya roza el 11%.

Por eso, el objetivo pasa por adquirir inmuebles que aporten una buena rentabilidad y plusvalías en el momento de la venta. La última compra de Tauro ha sido un edificio en Madrid, en la avenida de la Ciudad de Barcelona, a tiro de piedra de la estación de Atocha.

Viviendas turísticas
 
Se trata de un edificio de reciente construcción, con 31 pisos y 50 plazas de aparcamiento, adquirido a Construcciones San Martín por 9,2 millones de euros. Hasta ahora, el fondo gestionado por Xercavins ha centrado prácticamente sus adquisiciones en Barcelona.

Entre ellos, los dos edificios situados en la zona de L'Eixample, comprados en septiembre de 2015 al grupo inmobiliario Petrus. Dos bloques, con 22 viviendas turísticas, conectados por un sótano de cuatro plantas en su parte posterior, y ubicados entre la avenida Roma y la calle Aragón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad