Apple, Microsoft y Samsung afrontan el ‘Black Friday’ y la Navidad con escasez de productos

Las tecnológicas se han visto golpeadas por la falta de microchips, un componente clave para el desarrollo de teléfonos móviles, videoconsolas, televisores y ordenadores

Una vista general de un centro de distribución de Amazon durante el ‘Black Friday’ en Madrid, España, 24 de noviembre de 2017. EPA/EMILIO NARANJO

La crisis mundial en la cadena de suministros está poniendo en jaque a la actividad industrial. Primero fueron los bienes intermedios de la industria de China, luego fueron los proveedores asiáticos de microchips, más recientemente el textil procedente de Vietnam o la gasolina en Reino Unido y ahora ha comenzado a golpear a los alimentos.

Ante tal crisis, las empresas tecnológicas afrontan el «Black Friday» y la campaña de Navidad con escasez de suministros. Sin embargo, algunas lo llevan mejor que otras. Mientras Apple, Nintendo o Lenovo esperan complicaciones; las de Samsung y LG son más optimistas. Y otras, como las de Microsoft, solo contemplan dificultades en casos puntuales.

Y es que, este sector no solo está sufriendo los problemas para la llegada de productos en el mercado de logística internacional, sino que también se ha visto golpeado por la falta de microchips, un componente clave para el desarrollo de teléfonos móviles, videoconsolas o las pantallas operativas de los vehículos.

«No va a haber disponibilidad de todos los productos para poder elegir», ha señalado el responsable de producto y marketing de Lenovo Iberia, Fabio Capocchi, la primera gran compañía en alertar en España sobre posibles problemas de suministros de cara a la campaña de Navidad y el «Black Friday».

Decenas de personas compran televisores este jueves en un supermercado durante la campaña «Black Friday», en Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastião Moreira

Dicha tecnológica prevé una campaña de Navidad «muy complicada» en la que se podrían producir problemas de existencias, por lo que incluso ha decidido limitar sus ofertas de cara al «Black Friday», Navidad y rebajas en España.

En este mismo sentido, Apple ya confirmó que la falta de suministros se reflejará en sus cuentas en el futuro. En concreto, la tecnológica cree que estas dificultades afectarán a la disponibilidad de productos y, en consecuencia, a sus ventas, con un impacto peor durante los próximos tres meses, claves por el «Black Friday» y la campaña de Navidad.

Samsung y LG son más optimistas

Las tecnológicas afrontan de forma desigual el impacto de la escasez de suministro. Samsung, por su parte, asegura que «todas las líneas comerciales están cubiertas» y desde la empresa se muestran confiados en poder «manejar bien la situación», ya que cuentan con producción en toda la cadena de valor.

Tampoco se prevén problemas «a corto plazo» ni falta de existencias de sus dispositivos durante la campaña de Navidad en LG, según comenta su director de operaciones en España, Gabriel Mesas. LG cuenta con una cadena de suministro «rápida» y con acuerdos de transporte a largo plazo, por lo que llegan a la campaña de Navidad «con los deberes hechos»,

Crisis mundial de suministro

Los fabricantes españoles han atribuido buena parte de este colapso a la concentración del sector del transporte mundial en un grupo reducido de grandes empresas. «Las navieras se han aliado en unos oligopolios que dominan el 75% del mercado», ha lamentado Espín.

El representante de la patronal ha explicado que esta concentración ha provocado que las grandes compañías logística se aferren solo a los clientes que tienen una mayor capacidad económica. «Esto causa unos retrasos importantes porque el mercado ha cambiado: hay mucha menos oferta y mayor demanda», ha expresado.