CaixaBank pone a la venta chalets para entrar a vivir desde 19.000 euros

Estos son los chalets a la venta más baratos del catálogo que ofrece Caixabank

Bloque de pisos. Pixabay.

El Black Friday llega también al mercado inmobiliarioCaixabank pone a la venta viviendas con precios muy baratos y descuentos. ¿Por qué? Porque son inmuebles que proceden de impagos y embargos por insolvencia.

No obstante, la horquilla de precios es amplia: algunos superan el millón, los más baratos pueden costar menos de 10.000 euros y, en cuanto a los chalets, la media se sitúa en torno a los 70.000 euros.

La casa más barata de todo el catálogo, y para entrar a vivir, cuesta 19.000 euros. Es un chalet adosado en la localidad de Barruecopardo, Salamanca, de 90 metros cuadrados, tres habitaciones y un baño.

Es importante recalcar el hecho de que esté listo para entrar a vivir, puesto que podemos encontrar viviendas con etiquetas como «en ruina», «tapiado» o «inmueble con cargas». La mayoría de ellas son casas ubicadas en zonas y pueblos de pocos habitantes.

Chalets por menos de 50.000 euros

Además del adosado de Salamanca, Caixabank pone a la venta otros chalets por precios inferiores a los 50.000 euros. El siguiente más barato se encuentra en la localidad de Cheste, Valencia. Se trata de una casa a la venta por 20.000 euros de 80 metros cuadrados distribuidos en tres habitaciones y un baño.

Por un precio similar también está disponible este adosado en la localidad de Sarroca de Lleida. Su precio es de 23.000 euros de 250 metros cuadrados y dos habitaciones. Y por un poco más de dinero, hay en venta una casa en Granada de 139 metros cuadrados distribuidos en una habitación y un baño por 23.200 euros.

Para ver más ofertas, puedes acceder al catálogo completo de CaixaBank desde aquí.

Cómo acceder a estas viviendas

Para acceder a estas viviendas a través de una hipoteca es importante cumplir con una serie de condiciones recomendadas por el Banco de España, como tener una nómina o liquidez para afrontar los pagos. 

Por otro lado, también hay que hacer frente a los gastos de la compraventa y la formalización de la hipoteca. Esto supone un 10% del valor de ésta. Es decir, si la vivienda tiene un precio de 100.000 euros, los gastos serán de en torno a los 10.000 euros.