Calviño respalda la propuesta de Ábalos en vivienda y descarta derogar la reforma laboral

Calviño ve "muy razonable" la propuesta de Ábalos que "cumple el acuerdo de Gobierno" y supedita los cambios laborales al consenso con CEOE

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, interviene durante la sesión de control en el Congreso | EFE/JCH

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, interviene durante la sesión de control en el Congreso | EFE/JCH

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha cerrado filas este jueves con las posturas del PSOE en el seno del Gobierno, defendiendo la última propuesta de José Luis Ábalos en materia de vivienda y rechazando de nuevo derogar la reforma laboral. 

La propuesta desvelada ayer por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para la Ley de Vivienda, con deducciones de hasta el 90% en el IRPF a propietarios que abaraten el alquiler en zonas tensionadas, provocó un nuevo rechazo de Podemos, pero Calviño ha salido en su defensa. 

“Es una propuesta muy razonable para cumplir el acuerdo de Gobierno al tratar de evitar un aumento desproporcionado de los costes de alquileres en zonas tensionadas”, ha apostillado Calviño en una entrevista en Onda Cero, recogida por Economía Digital. 

En este sentido, ha defendido que los instrumentos que “funcionan” son las deducciones fiscales para incentivar al propietario a alquilar a jóvenes y colectivos vulnerables, reduciendo los precios en las zonas tensionadas. 

Además, ha remarcado que se trata de un asunto “complejo” y “no hay una solución milagrosa”, recordando que se han adoptado viviendas respecto a las viviendas turísticas, el refuerzo de la protección de inquilinos o el acuerdo de Sareb y sector financiero para aumentar en 16.000 viviendas el parque social. 

Respecto al nuevo desencuentro con Unidas Podemos, ha optado por entrar en la “sustancia” frente a los “eslóganes”, y se ha defendido de las acusaciones de la formación ‘morada’ de sucumbir a la patronal alegando que en 30 años de carrera se ha dedicado a “regular y controlar los abusos de las grandes compañías”. “Vamos a trabajar juntos para encontrar instrumentos más allá de los eslóganes”, ha añadido. 

“Vamos a trabajar juntos para encontrar instrumentos más allá de los eslóganes”

Al respaldo a la propuesta de Ábalos también se ha sumado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que en una entrevista en La Ser ha indicado que la iniciativa “va en defensa del acuerdo de Gobierno” de evitar subidas abusivas”, aunque se escucharán las propuestas de Unidas Podemos.

Rechaza “mirar al pasado” en la reforma laboral 

En términos parecidos se ha pronunciado Calviño respecto a la reanudación de la mesa de diálogo social para la modernización del mercado laboral, con el horizonte del ‘desmontaje’ de la reforma laboral por parte de Trabajo y sindicatos, frente al rechazo de CEOE. 

Ha mantenido su postura habitual rechazando “mirar al pasado”, y ha abogado por “mirar al futuro” priorizando las 17 reformas en materia laboral comprometida por el Gobierno con Bruselas en el Plan de Recuperación, en línea con la postura de CEOE, mediante un planteamiento “equilibrado”.

Nos engañaríamos si pensáramos que cambiando un artículo del Estatuto de los Trabajadores se resuelven los problemas que el mercado laboral arrastra desde hace décadas”, ha sentenciado Calviño, cuestionando así los pretendidos cambios de la reforma laboral del año 2012. 

De cualquier forma, ve “positivo” que, según asegura, la ministra de Trabajo coincida en la necesidad de desplegar las reformas remitidas a Europa, tras haberse “encauzado” el dialogo social en el último año con acuerdos como la Ley de Teletrabajo o la de ‘riders’. 

La ministra de Trabajo y yo compartimos al 100% el programa de trabajo enviado a Bruselas”, ha aseverado. 

Liga cualquier cambio laboral al consenso 

Después de que los sindicatos trasladasen ayer su exigencia de avanzar en el desmontaje de la reforma laboral haya o no acuerdo con CEOE, Calviño ha sido tajante al afirmar que el Ejecutivo mantiene el compromiso de que las reformas en el ámbito laboral solo se producirán con consenso.

Calviño aclara así que solo habrá cambios normativos en materia laboral si un consenso básico en el diálogo social y trata de mostrar sus coincidencias con Yolanda Díaz, que ganará más relevancia en el Gobierno como nueva vicepresidencia tercera tras la marcha de Pablo Iglesias. 

A su juicio, las reformas sin consenso “no son estables, no se pueden poner en marcha y generan dinámicas de rereformar”, por lo que ha insistido en plantear las 17 reformas comprometidas con Bruselas “en su conjunto”, y ha ensalzado la “enorme responsabilidad” de los agentes sociales. 

Prioridades: reducir dualidad y fijar tres tipos de contratos 

Para los próximos meses ha marcado que hay que acordar con los agentes sociales cómo afrontar el resto de reformas, y ha indicado que la principal preocupación es el paro juvenil y la prioridad es impulsar el crecimiento, recuperar los trabajadores cubiertos por ERTE, reducir la dualidad y el número de contratos a tres. 

La propuesta de reducir contratos pasa por fijar uno estable, otro temporal para sectores con esas características y otro de formación en prácticas para jóvenes y reciclaje de trabajadores, así como ver cómo se encaja la modalidad de fijo discontinuo al ser “muy adecuada” para sectores con estacionalidad como el turismo. 

Indicadores económicos “mixtos” 

Por último, Calviño ha constatado indicadores económicos “mixtos” en el primer trimestre y se ha congratulado de su “extremada prudencia” porque se ha confirmado que el principio del año ha sido “duro”, con indicadores que “empiezan a remontar” y otros en cambio “con poca alegría”. 

Las perspectivas, garantiza, son “positivas”, con la salida de 160.000 trabajadores del ERTE respecto al pico de la tercera ola y con la aceleración de la vacunación, la propuesta de certificado sanitario para recuperar la movilidad internacional y la reducción de muertes y contagios. 

Para impulsar el crecimiento se desplegarán las ayudas de 11.000 millones, que podrán ver la luz en verano, según ha indicado Montero, se continuará con la política fiscal “expansiva” y se aprobará “cuanto antes” el Plan de Recuperación, ha indicado Calviño.