Reforma laboral: Díaz se da tres meses para poner de acuerdo a CEOE y sindicatos

CEOE pide priorizar políticas activas de empleo y reducción de dualidad laboral como pide Bruselas y los sindicatos avisan de movilizaciones

La ministra de Trabajo se reúne con los interlocutores sociales

La primera toma de contacto para retomar el diálogo y constituir la mesa de diálogo social sobre modernización del mercado laboral ha servido para constatar posturas similares respecto al ‘desmontaje’ de la reforma laboral y para vislumbrar los tiempos previstos para la primera tanda de cambios de normas. 

El plazo que se ha marcado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para poner de acuerdo a patronal y sindicatos es de tres meses, periodo en el que pretende acometer ya los primeros cambios de normas laborales, según han indicado a Economía Digital fuentes de la negociación. 

En la primera tanda está previsto que se aborden los temas que quedaron a punto de firma entre Gobierno y sindicatos en la pasada legislatura, que pasan por la recuperación de la negociación colectiva, la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, las cláusulas de descuelgue, la recuperación de la prórroga automática de los convenios hasta su renovación (ultraactividad) y la subcontratación.  

En la segunda etapa se tendrán que tratar temas en los que las posturas aún podrían estar más alejadas, como la temporalidad, los despidos o la flexibilidad interna, que requieren de más tiempo de negociación y probablemente los cambios no llegarán hasta finales de año o 2022. Aunque todo apunta a una gran dificultad para el consenso total.

Reuniones semanales tras Semana Santa

Entre medias quedan pendientes asuntos como la revalorización de los salarios, la mejora de las políticas activas de empleo o ver qué sucede con la posible prórroga de los ERTE y la prestación de cese de actividad de autónomos a partir del 31 de mayo

En el encuentro entre el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y los representantes de CEOE, Cepyme y sindicatos del jueves se primeras posturas, el calendario de reuniones y programar el próximo encuentro para el día 30 de este mes y, después de Semana Santa, semanales. 

La prevalencia del convenio sectorial, la ultraactividad o la subcontratación son las cuestiones a abordar de forma inmediata, pero hay una discrepancia total en el orden de prioridades, admiten fuentes sindicales,

CEOE se opone a los cambios y pide priorizar las peticiones de Bruselas 

CEOE ha trasladado en la mesa de diálogo social que no es el momento de abordar la reforma laboral que se plantea, y en su lugar consideran que hay que avanzar en las políticas activas de empleo o la reducción de la dualidad del mercado laboral. 

Fuentes de CEOE han explicado a Economía Digital que no creen que sea el momento adecuado para acometer los cambios laborales que se plantea desde el lado sindical y el Ministerio de Trabajo, sino que sería más conveniente dar prioridad a los aspectos que marcan desde Bruselas

Aunque en la patronal no han puesto de inicio líneas rojas, abogan por la flexibilidad y siguen rechazando la derogación de la reforma laboral, situándose la subcontratación como uno de los puntos que previsiblemente dificultará en gran medida el consenso. Abogan por acometer primero algunos temas de las fichas enviadas por el Gobierno a Bruselas.

Entre las 17 reformas laborales comprometidas con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación figuran algunas ya aprobadas o consensuadas como la Ley del Trabajo a Distancia, la regulación de los ‘riders’ o las medidas para eliminar la brecha de género, y otras en negociación o pendientes de abordarse. 

Se incluye la generalización del contrato indefinido, causalidad y simplificación de la contratación temporal, de forma que se penalicen los contratos de muy corta duración, la modernización de políticas activas de empleo, y de la normativa sobre los ERTE y la revisión de subvenciones y bonificaciones a la contratación laboral

También figura la modernización de la negociación colectiva, de la contratación y subcontratación y de la formación para el empleo, así como del SEPE, junto la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2021-2024, la Garantía Juvenil y el Plan 2021-2027 de trabajo digno para jóvenes y la evaluación de políticas. 

Los sindicatos ven “oportunidad” con el ascenso de Díaz 

Del lado sindical, desde UGT su vicesecretaria general, Cristina Antoñanzas, y el secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino y, desde CCOO, la secretaria confederal de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, y el secretario de Políticas Públicas y Protección Social, Carlos Bravo, han mantenido la exigencia de derogación de la reforma laboral del PP. 

Desde CCOO lamentan que las organizaciones empresariales se opongan a abordar lo tratado en febrero, mientras que el sindicato pide recuperar esos temas, resolverlos y abordar el resto de temas. Los sindicatos recuerdan que la derogación de al menos los aspectos más lesivos de la reforma laboral figuraba en el acuerdo del Gobierno de coalición.

Ante los cambios anunciados en los últimos días en el Gobierno, con la marcha de Pablo Iglesias y la asunción de la vicepresidencia tercera por parte de Yolanda Díaz, los sindicatos creen que se abren mayores posibilidades para lograr pasos en el desmontaje de la reforma laboral. 

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, cree que “con toda seguridad” el mayor protagonismo de Díaz en el Gobierno ayudará a que el diálogo social gane más peso en el Ejecutivo y a facilitar una “solución”. “Hay posibilidades de la derogación de la reforma laboral”, sostuvo ayer Álvarez, quien avisó de que es “absolutamente inaplazable” en el tiempo.

Álvarez apeló a la “fuerza de los trabajadores” para cambiar las políticas, algo que “no va a ser fácil si no hay una gran movilización social”, adelantando nuevas marchas y una movilización “mucho más amplia” cuando no haya restricciones si no hay consenso. 

CCOO y UGT se movilizan desde hace semanas los días 11 de cada mes para reclamar el alza del SMI, la derogación de la reforma laboral y de la reforma de pensiones de 2013.