CEOE exige otro mecanismo para la sostenibilidad de pensiones si no se compensa el IPC negativo

Garamendi recuerda que Europa demanda medidas para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones y unas pensiones "justas"

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, tras reunirse con Pedro Sánchez en La Moncloa / EFE

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, tras reunirse con Pedro Sánchez en La Moncloa / EFE

El anuncio realizado ayer respecto a que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones había renunciado a su planteamiento de que las ganancias de poder adquisitivo de las pensiones en los años con IPC negativo se compensase con descuentos en los tres ejercicios siguientes no ha sentado bien en la patronal. 

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha afeado que se publicite esa decisión y ha reclamado que si se retira ese sistema de compensación se plantee otro mecanismo para contribuir a la sostenibilidad del sistema de pensiones. 

Garamendi ha subrayado que Europa pide que para que lleguen los fondos europeos de reconstrucción se implementen medidas para solucionar el problema de las pensiones y que estas prestaciones sean “justas y sostenibles”. 

En este sentido, ha apuntado que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, había hecho un planteamiento desde el punto de vista de la sostenibilidad conforme al crecimiento del IPC, que fijaba una compensación al cabo de los tres años para buscar el equilibrio, si bien ahora parece que buscan otra medida”. 

“Europa está pidiendo sostenibilidad”

“La sostenibilidad es lo que está pidiendo Europa”, ha enfatizado Garamendi, quien ha reclamado otro mecanismo que para arreglar el problema del “déficit importantísimo anual” de la Seguridad Social, al tiempo que se analiza que haya pensiones “dignas”. “Ahí está el juego encima de la mesa”, ha añadido. 

El presidente de la patronal ha apostillado también que los empresarios cuando están en la mesa de negociación, “no suelen salir a la calle al momento siguiente a decir lo que han conseguido”. 

En cualquier caso, ha hecho hincapié en que la mesa de diálogo social se encuentra aún “en plena negociación” y es algo “muy largo”, a lo que se suma que hay que contar con la mesa del Pacto de Toledo al ser “clave” en el asunto. 

“El tema de las pensiones no es nuestro, es de todos los españoles, los partidos tienen muchísimo que decir. Posiblemente es uno de los temas más complicados que tenemos encima de la mesa y el Pacto de Toledo va a ser clave y fundamental para sacar adelante el tema”, ha remarcado. 

Negociación encallada

En un contexto de negociación sobre las pensiones encallada en el diálogo social, uno de los motivos por los que se ha vuelto a retrasar la aprobación del Plan de Recuperación en el Consejo de Ministros, el departamento de José Luis Escrivá trasladó ayer a los agentes sociales que renuncia a la propuesta que venía pareja a la revalorización de pensiones y que fijaba que en los años en los que el IPC fuese negativo y se produjese una ganancia de poder adquisitivo de las pensiones ésta se tuviese que devolver los años siguientes.

De esta forma, el acuerdo para revalorizar las pensiones en función del IPC no incluirá finalmente rebajar las futuras subidas de estas prestaciones para compensar por los años en los que se produzcan caídas de los precios o se registre deflación, según desveló el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo.

Esto supone que el Ejecutivo acepta que las pensiones ganen poder adquisitivo en los ejercicios que la inflación negativa, de forma que cuando se registre un año de IPC positivo estas prestaciones se revalorizarán conforme a ese indicador y cuando el IPC sea negativo las pensiones se congelarán y los pensionistas ganarán poder adquisitivo. 

Fuentes de CEOE explicaron a Economía Digital que en la patronal no ven bien subir cotizaciones y rechazan que se pretenda extraer la jubilación forzosa en los convenios del Acuerdo para el Empleo y l Negociación Colectiva (AENC) suscrito con los sindicatos, pendiente de renovación.

La denominada jubilación forzosa consiste en la posibilidad de que los convenios colectivos contengan una cláusula que permite a las empresas rescindir el contrato de los trabajadores que alcanzan su edad legal de retiro. Todos estos asuntos se seguirán abordando en la reunión del próximo lunes.