El crédito a las empresas repunta: seguirán demandando financiación tras el verano

Las empresas españolas obtienen mayor financiación bancaria y demandarán más crédito en el cuarto trimestre

Las empresas españolas siguen precisando de financiación bancaria a pesar del inicio de la reactivación económica, tras haberse visto su liquidez impactada de lleno por la crisis de la Covid-19 como consecuencia de las restricciones y las medidas impuestas para frenar el virus.

La financiación de las entidades de crédito a las empresas de hecho ha vuelto a aumentar tras el verano, al crecer a nivel mensual un 0,4% en el mes de septiembre, hasta los 933.331 millones de euros, por lo que retoma la senda alcista tras la bajada en agosto, según los últimos datos publicados este martes por el Banco de España.

Además, en relación al mismo mes del año pasado la financiación a las empresas se ha elevado casi un 2%, al subir en 17.568 millones de euros en un ejercicio ante el impacto sufrido en el tejido empresarial español a consecuencia de la crisis sanitaria y económica.

Las empresas siguen necesitando financiación

Los datos reflejan que las empresas siguen necesitando mayor crédito de las entidades, y en las cifras se muestra el impacto de las medidas de liquidez aprobadas por el Ejecutivo, como los avales con garantías del ICO, a las que se han sumado más recientemente las ayudas a la solvencia para autónomos y pymes.

El Gobierno aprobó el pasado 12 de marzo el nuevo paquete de ayudas de 11.000 millones de euros para la solvencia de las empresas, pero se fueron demorando hasta junio y el reparto ha despertado las críticas de la oposición, las CCAA y las organizaciones empresariales y de autónomos por el retraso y las dificultades burocráticas para la tramitación de las mismas en la legislación autonómica de cada región.

El Banco de España no augura que las entidades españolas de crédito realicen cambios «significativos» en la oferta de crédito en el cuarto trimestre del año, aunque, según refleja su última Encuesta de préstamos bancarios, se prevé que aumente ligeramente la demanda por parte tanto de las empresas como de los hogares.

En el tercer trimestre ya habría aumentando tanto entre empresas como hogares dentro del contexto de recuperación económica y de mejora de la confianza de los consumidores registrado en los últimos meses, si bien ese mayor volumen de solicitudes se habría moderado en comparación al segundo trimestre en casi todas las modalidades.

Recientemente la patronal de las pymes, Cepyme, alertó de una “fuerte restricción” del crédito que está dañando especialmente a las pymes por el deterioro de sus balances y el mayor impacto de la incertidumbre en sus planes de negocios. Según sus datos, las nuevas operaciones de crédito alcanzaron los 146.860 millones de euros en el primer semestre, el menor nivel desde el inicio de los datos en 2010.

Valores representativos de deuda y préstamos exteriores

Con todo, el aumento en el noveno mes del año de la financiación a las empresas provino del repunte tanto de los préstamos del exterior y de los valores representativos de deuda, así como de los préstamos de entidades de crédito.

Los créditos de entidades bancarias suscritos con las empresas aumentaron un 0,5% mensual, pero menguaron un 2,5% mensual, hasta los 477.904 millones, mientras que los valores representativos de deuda se elevaron un 8,9% interanual pero se estabilizaron a nivel mensual, hasta 134.689 millones, continuando por tanto en máximos históricos.

Al término del noveno mes del año los préstamos del exterior habían crecido un 6,1% interanual y un 0,3% respecto a agosto, hasta los 320.738 millones.