El déficit público cae un 34% hasta septiembre tras multiplicar las CCAA casi por seis su superávit

Las CCAA disparan su superávit tras recibir la transferencia de 13.486 millones del fondo extraordinario Covid 2021

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero (i), y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño (d), comparecen en rueda de prensa. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero (i), y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño (d), comparecen en rueda de prensa. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

La reactivación económica iniciada gracias a la vacunación, amenazada ahora por la crisis energética y de cuellos de botella, sigue impulsando la recaudación y ello ha permitido reducir el déficit público, sin incluir las corporaciones locales, un 34,1% en los nueve primeros meses del año, hasta los 51.147 millones, el 4,23% del PIB, frente al 6,92% del año pasado.

En paralelo, el Estado ha registrado un déficit equivalente al 4,48% del PIB hasta octubre, inferior al 5,21% del año pasado, situándose así en 54.191 millones, lo que supone un descenso del 7,3%, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda, debido a un alza de los ingresos del 19%, frente al menor ritmo de los gastos, del 11,6%.

Los datos reflejan la comparativa con el año pasado, cuando se disparó en mayor medida por el impacto del Estado de alarma, el confinamiento y el parón económico derivado de la Covid-19 y el aumento del gasto público por las medidas adoptadas por el Ejecutivo para hacer frente a la pandemia.

Aun así, las cifras siguen reflejando el impacto de la Covid-19 en las cuentas públicas, así como el efecto de las medidas aprobadas para paliar sus efectos, pero continúa la “senda descendente” iniciada en abril gracias a la reactivación por el proceso de vacunación.

Por debajo del objetivo marcado

Las tasa de referencia de déficit anunciadas a finales de abril por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y mantenidas en los Presupuestos de 2022 son del 8,4% del PIB para este año y el 5% en 2022. El Gobierno estimó en abril también un 4% en 2023 y cerrar 2024 con un 3,2% del PIB, próximo al nivel inferior al 3% que exige Bruselas para salir del procedimiento de déficit excesivo.

A mediados de septiembre Montero comunicó al Congreso la necesidad de que permanezcan las reglas fiscales suspendidas para 2022, en línea con la recomendación de Bruselas, y admitió que no presentará una senda de déficit ajustada a los requisitos de la Comisión Europea hasta 2024 o 2025.

Conforme a sus previsiones, el Estado seguirá siendo el que asuma la mayor parte del déficit público este año, con un 6,3%, seguido de la Seguridad Social (1,5%) y las CCAA (0,7%), mientras que las corporaciones locales lograrán el equilibrio. 

Las CCAA disparan su superávit por el fondo extraordinario Covid

La mayor parte del déficit público es imputable a la Administración Central, cuyo desajuste fue de 53.332 millones, un 7,8% inferior a hace un año y el equivalente al 4,41% del PIB, al tiempo que a la reducción del déficit conjunto de las administraciones contribuyó también el hecho de que las CCAA multiplicaron casi por seis su superávit, hasta los 9.238 millones de euros, el 0,76% del PIB.

Este resultado en las cuentas de las regiones obedece a un incremento de los gastos del 6,7% inferior al repunte del 11,8 de los ingresos, destacando aquí la transferencia de 9.426 millones de euros realizada a este subsector por la Administración Central, el 70% de la partida recogida en la Ley de POresupuestos 0para 2021, por importe de 13.486 millones, destinada a dotar de mayor financiación a las CCAA para la cobertura de los servicios públicos fundamentales.

De hecho, Murcia (, 42 millones, el 0,13% del PIB) fue la única región que presentó déficit en septiembre, mientras que el resto lograron superávits, sobre todo Andalucía (2.253 millones, el 1,4% del PIB), Canarias (1.703 millones, el 3,72% del PIB) y Cataluña (1.263 millones, el 0,55% del PIB, seguidas de la Comunidad de Madrid (958 millones, el 0,41% del PIB).

De acuerdo con la información transmitida por las CCAA 5.222 millones corresponden hasta septiembre a gasto socio sanitario derivado de la Covid-19.  De su lado, los Fondos de la Seguridad Social hasta septiembre de 2021 registran un déficit de 7.053 millones, un 67,1% menos y el equivalente al 0,58% en términos de PIB.

El déficit del Estado baja: los ingresos suben por IVA, Sociedades e IRPF

En lo referido al déficit del Estado, con un descenso del 7,3%, hasta 48.440 millones, el 4,48% del PIB, cabe tener en cuenta que en marzo de 2020 se produjo la reversión al Estado de dos tramos de las autopistas de peaje AP-7 y AP-4 sin incidencia en el déficit, pero sí con impacto en los recursos y empleos del Estado, por un valor estimado de 1.745 millones en 2020 y 985 millones en 2021. 

En cuanto a los ingresos, el alza del 19%, hasta los 177.021 millones, se explica porque los recursos obtenidos por impuestos crecen un 20,9% en un año y se sitúan en 149.142 millones.

Los ingresos por IVA crecen un 17,3%, hasta 63.354 millones. En mayor medida se disparó la recaudación del IRPF, que despuntó un 28,2%, hasta los 32.704 millones. A su vez, los ingresos por Sociedades subieron un 30,1%, de manera que el segundo
pago fraccionado de 2021 alcanza los 12.693 millones, cifra superior a la de 2020 en un 69,6%. La mejora también se debe en parte por los 1.1000 millones extraordinarios de la fusión de Caixabank y Bankia. Asimismo, los ingresos de las cotizaciones sociales siguen descendiendo ligeramente un 1,5%, hasta 5.616 millones.

Como novedad de la ejecución presupuestaria cabe destacar que la recaudación correspondiente al Impuestos sobre transacciones financieras, conocido como ‘tasa Tobin’, fue un importe de 237 millones, frente a los 850 millones previstos inicialmente, y el gravamen a determinados servicios digitales, conocido como ‘tasa Google’, fue de solo 95 millones, lejos de los 968 millones calculados en un principio.

Asimismo, los ingresos del Impuesto sobre primas de seguro ascienden a 1.712 millones, con un avance del 32,6%, debido a que en 2021 el tipo impositivo ha pasado del 6% al 8%. Entre los Impuestos Especiales, los ingresos procedentes del Impuesto sobre hidrocarburos, con 9.581 millones, un 10,5% más, y los del impuesto sobre electricidad se situaron en 1.052 millones, un 1,3% más.

El gasto sube un 11,6%

Del lado de los gastos, estos volvieron a aumentar hasta octubre, con un repunte del 11,6%, hasta 231.212 millones, se debe fundamentalmente a las transferencias corrientes entre administraciones públicas, que ascienden a 149.623 millones, un 13,4% más, sobre todo por las transferencias corrientes a las CCAA, de 92.583 millones (+15,4%).

Hacienda destaca que los Fondos de la Seguridad Social han recibido un 10,4% más de recursos que en 2020, con un alza del 52,6% en las dotaciones para Dependencia, hasta 1.776 millones, y los mayores recursos para financiar el Ingreso Mínimo Vital, con 2.514 millones.

El importe de los gastos del Estado relacionados con la pandemia ha sido de 22.006 millones, de los cuales 20.822 millones sse corresponden a transferencias a las comunidades autónomas y corporaciones locales.

La remuneración de asalariados creció un 4,5% hasta octubre, hasta 15.876 millones, e incorpora la subida salarial para este ejercicio del 0,9% frente al 2% de 2020. Igualmente, las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales aumentan un 3,4%, con un porcentaje de revalorización de las pensiones de Clases Pasivas para el ejercicio 2021 del 0,9% con carácter general, el mismo que en el año anterior.

Por último, la formación bruta de capital fija, el indicador más próximo a la inversión, aumenta un 4,1%, hasta 5.699 millones, incluyendo los importes por la reversión al Estado de algunos tramos de autopistas de peaje al finalizar el periodo de concesión, cuyo mantenimiento posterior es asumido por el Estado.

La Seguridad Social registra un déficit de 5.936 millones

Por otra parte, el Ministerio de Inclusión ha informado de que las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo negativo, a 31 de octubre de 2021, de 5.936,98 millones de euros. Esta cifra se obtiene de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 139.780,37 millones de euros, que muestran un incremento del 3,18%, y obligaciones reconocidas de 145.717,35 millones, que crecen en un 3,33% interanual.

Los ingresos por cotizaciones alcanzan los 107.095,7 millones de euros tras crecer un 8,08% respecto a octubre de 2020. Los ingresos por cotizaciones de ocupados suben un 9,5%, con 8.612 millones más, y por desempleados baja un 7,5%, con 606 millones menos.

Sergio Martín de Vidales Diago