Deutsche Bank y Pimco apuestan por la deuda soberana española

Los pasos dados en Europa hacia una mutualización de la deuda incrementan el atractivo de los bonos españoles e italianos

Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, y Juanma Jiménez, vicepresidente ejecutivo de Pimco Iberia, junto al director de publicaciones de Economía Digital, Ismael G. Villarejo./ Economía Digital

Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, y Juanma Jiménez, vicepresidente ejecutivo de Pimco Iberia, junto al director de publicaciones de Economía Digital, Ismael G. Villarejo./ Economía Digital

Expertos de Deutsche Bank y Pimco explicaron este jueves, durante el encuentro ‘Invertir en un mundo diferente’, organizado por la revista Inversión y ofrecido en streaming por finanzas.com, del Grupo Economía Digital, que ambas compañías ven atractivo en la deuda periférica de la zona euro y, en concreto, en la deuda soberana española.

Específicamente, Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, recordó que tanto los bonos españoles como los italianos ofrecen una rentabilidad superior a la deuda considerada de refugio, la alemana (y la francesa, en menor medida).

Por su parte, Juanma Jiménez, vicepresidente ejecutivo de Pimco Iberia, añadió que, aunque el cupón de este tipo de títulos es bajo, su evolución puede verse favorecida por los pasos dados en Europa hacia una mutualización de la deuda.

“Nosotros estamos comprando en nuestras carteras bonos soberanos periféricos de España e Italia. Tienen más rentabilidad y convergencia sobre el activo libre de riesgo, el bono alemán o el francés. Y, si hay una mutualización, vamos a tender hacia ahí”, aseveró Jiménez.

En todo caso, la deuda soberana española no es la principal apuesta de estos expertos de cara a la renta fija.

Apuesta por la deuda soberana asiática

De hecho, ninguno expresó una visión demasiado buena sobre la deuda soberana, más allá de los bonos estatales asiáticos.

“Nosotros vemos valor ahora mismo en bonos emergentes, sobre todo asiáticos, porque estas economías no están demasiado endeudadas”, relató Duce.

“Nosotros vemos valor ahora mismo en bonos emergentes, sobre todo asiáticos, porque estas economías no están demasiado endeudadas”

Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank

Por el contrario, la deuda corporativa centra sus apuestas. “La renta fija corporativa de grado de inversión ahora mismo te está dando una rentabilidad por debajo de los cien puntos pero puedes obtener cien puntos extra si sabes elegir los sectores buenos. Es el doble de rentabilidad con un riesgo similar si escoges bien”, apuntó Jiménez.  

Seleccionar con tino también es muy importante para Duce. “En renta fija corporativa hay oportunidades, tanto en riesgo más alto como en riesgo más bajo. Pero hay que seleccionar bien. Porque el mercado se ha movido en bloque como si todas las empresas fueran iguales y no lo son”, añadió esta especialista.

Recurrir a un experto

Por eso, ambos creen que es mejor recurrir a un experto y no invertir de manera independiente porque ganar dinero en este mercado es muy complicado.

Rosa Duce lo explicó así: “El gestor avezado sabe que, a veces, sale una noticia mala que afecta a una buena empresa y la prima sube. Es el momento de comprar. Un inversor minorista no puede estar pendiente pero un buen gestor de renta fija está atento a esas oportunidades”.

Jiménez reforzó la misma idea: “Nosotros trabajamos en las mayores compañías con infinitos recursos y nos equivocamos. Por eso, cuando llega alguien y dice que ha visto una oportunidad, lo que pienso es que es mejor dejarse asesorar”.

Y añadió: “Hay muchas compañías que están sobrevaloradas y los inversores minoristas siempre llegan seis meses tarde. Se suelen ‘comer’ las caídas pero no recogen los beneficios. Hay que tener muchísimo cuidado con eso”.

Recortar las expectativas de rentabilidad

Asimismo, estos expertos creen que hay que recortar las expectativas de rentabilidad en este activo, pues con los tipos oficiales en niveles tan bajos, una rentabilidad del 2-3% ya es una “maravilla”, según Duce.

Además, no hay que preocuparse por el riesgo de que una inflación demasiado elevada se “coma” esa rentabilidad, a su juicio.

“En el corto plazo no vemos inflación. Con lo que el 2% lo firmo para un activo con poco riesgo. El Covid es deflacionista per se y, si no hay empleo, no va a haber inflación

Juanma Jiménez, vicepresidente ejecutivo de Pimco Iberia

“Nosotros en el corto plazo no vemos inflación. Con lo que el 2% lo firmo para un activo con poco riesgo. El Covid es deflacionista per se y, si no hay empleo, no va a haber inflación”, afirmó Jiménez.

Duce estuvo de acuerdo: “Ahora mismo, el ritmo de inflación es muy bajo. La semana pasada el presidente de la FED dijo que no está pensando en retirar estímulos y, por lo tanto, los riesgos inflacionistas no existen”.

¿2021, un buen año?

Y es que, en 2021 podría ocurrir algo similar a lo sucedido en 2020, un año en el que la renta fija tuvo finalmente un comportamiento mejor de lo anticipado.

“Tenemos la percepción de que en 2020 subió mucho la tecnología, pero la renta fija lo hizo muy bien. En febrero y marzo, los activos de renta fija sufrieron como las bolsas pero, desde entonces, se han recuperado mucho y con mucha velocidad. Ha habido fondos de renta fija que lo han hecho muy bien”, aseveró Duce.

Esto ha sido así, entre otras cosas, porque los programas de los bancos centrales han favorecido que subiera la demanda de este tipo de activos.

“Los fondos de renta fija consiguieron preservar capital en el peor momento y, en países como Japón o Alemania, la renta fija lo ha hecho mejor que la renta variable. Tiene un poder, que no es solo el cupón, que hace que se revalorice en precio”, apostilló Jiménez.