El 60% de los españoles está preocupado por la crisis de suministros

Un estudio revela que un cuarto de los consumidores se ha quedado sin algún producto por la crisis de escasez, especialmente en el campo de la tecnología o el textil

Un vecino de Barcelona se dirige a realizar sus compras por el centro de la ciudad, en plena pandemia de coronavirus | EFE/Enric Fontcuberta/Archivo

Un vecino de Barcelona se dirige a realizar sus compras por el centro de la ciudad. EFE/Enric Fontcuberta/Archivo

La crisis de suministros se ha convertido en una de las preocupaciones diarias de los españoles. El 60% de los ciudadanos ha reconocido ya los problemas que ha encontrado para poder acceder a determinados productos, como consecuencia del cuello de botella que afecta a las redes de transporte a escala internacional.

Un estudio de la plataforma de investigación de mercados Appinio ha puesto cifras a esta fenómeno que está golpeando a diferentes sectores a las puertas de la Navidad. El 26% de los encuestados ha asegurado que no ha podido comprar alguno de los artículos que quería porque no había disponibilidad en los comercios, mientras que otro 25,9% ha sufrido retrasos en las entregas.

La crisis del consumo ha llevado a los españoles a extremar sus precauciones. Ante la posibilidad de quedarse sin regalos de cara a la Navidad, un 36% ya ha advertido que este año planificará sus compras con antelación. Mientras que otro 36% ha decidido optar por comprar productos españoles para evitar problemas en los envíos desde el extranjero.

La tecnología, el sector más golpeado por la crisis de suministros

La encuesta de Appinio ha permitido también detectar en qué sectores están encontrando mayores dificultades los consumidores. La tecnología y la electrónica son el más afectado. El 17,2% de los participantes han protagonizado problemas de escasez para hacerse con alguno de estos artículos.

Este sector no solo está sufriendo los problemas para la llegada de productos en el mercado de logística internacional, sino que también se ha visto golpeado por la falta de microchips, un componente clave para el desarrollo de teléfonos móviles, videoconsolas o las pantallas operativas de los vehículos.

Los productos de ropa y calzado (17,1%), la alimentación y las bebidas (13,1%) o los artículos para el cuidado personal e higiene (9,2%) son el resto de áreas más golpeadas por este fenómeno.

La Asociación Española de Fabricantes hace días que viene advirtiendo sobre las dificultades para lograr traer a tiempo los cargamentos a través de los contenedores marítimos. El tiempo promedio se dilata ya por encima de las doce semanas, lo que complica la compra de cualquier artículo esta Navidad si la empresa no ha solicitado ya el transporte.