El ahorro de los hogares se dispara a máximos históricos

La renta de hogares cayó un 3,3% en 2020, su gasto en consumo un 12,2% y la capacidad de financiación de la economía fue la menor desde 2012

Dinero en efectivo

Dinero en efectivo.

Una de las principales consecuencias derivadas de la crisis del Covid-19 ha sido la activación del ahorro precautorio por parte de los hogares hasta registros históricos, lo que ha generado una demanda embalsada difícil de cuantificar que se traducirá en forma de consumo en los próximos meses en función de la confianza de los ciudadanos.

En concreto, los hogares españoles elevaron su tasa de ahorro hasta el 14,8% de su renta disponible, tasa 8,5 puntos superior a la de 2019 y la más alta desde el inicio de la serie en el año 1999, según los datos proporcionadoseste miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), que cifró la semana pasada en un 10,8% el desplome histórico del PIB.

El ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares alcanzó los 108.844
millones de euros en el año 2020, un 126,6% más que el año previo, en un contexto en el que su renta disponible menguó un 3,3% por la crisis, hasta los 739.585 millones de euros y su gasto en consumo mermó un 12%, hasta los 628.198 millones.
Este ahorro fue suficiente para financiar la inversión de 35.680 millones del sector (-16%), según Estadística. De esta manera, y una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares presentaron una
capacidad de financiación de 72.989 millones de euros en 2020, casi 23 veces m
ayorque los 3.130 millones de 2019.

La necesidad de financiación pública se dispara un 245,3% y la capacidad cae a nivel de 2012

Asimismo, en 2020 la economía española mostró una capacidad de financiación de 12.421 millones de euros, montante equivalente al 1,1% del PIB y que constituye la capacidad más baja desde 2012.

A su vez, las administraciones públicas presentaron una necesidad de financiación el año pasado de 123.072 millones de euros, más de tres veces (+245,3%) la cifra registrada el ejercicio precedente.

Por sectores, los hogares e ISFLSH mostraron una capacidad de financiación de 72.989 millones (23 veces más), las instituciones financieras un 21,2% más, hasta 35.546 millones, mientras que las sociedades redujeron su capacidad un 20,3%, hasta 26.958 millones. Entre tanto, las administraciones tuvieron una necesidad de financiación de 123.072 millones, un 245,3% mayor.

En el cuarto trimestre la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 10,6% de su renta disponible, en datos desestacionalizados, lo que supone 1,9 puntos menos que en el tercer trimestre y la necesidad de financiación de las administraciones públicas se situó en el 11,9% del PIB, 3,6 puntos más que en el trimestre previo.

En comparativa interanual del cuarto trimestre, la renta disponible de los hogares cedió un 3,4%, hasta 199.008 millones, y su gasto en consumo un 11,2%, hasta 160.882 millones. En consecuencia, el ahorro se elevó un 56,4%, hasta 37.713 millones, suficiente para financiar la inversión de 11.655 millones (-10,9%).

La capacidad de financiación de la economía nacional frente al resto del mundo fue de 6.479 millones de euros en el cuarto trimestre de 2020. Una vez eliminados los efectos estacionales y de calendario, la capacidad de financiación de la economía nacional se sitúa en el 0,8% del PIB, cinco décimas menos que en el trimestre anterior.

La renta nacional bruta alcanzó los 303.308 millones de euros (-7,4%) en el cuarto trimestre y
a renta nacional disponible bruta se sitúa en 298.522 millones (-8,1%). En el conjunto del año 2020 la renta nacional estima por el INE es de 1.126.812 millones, un 9,6% menos que en 2019 y a renta nacional disponible se cifra en 1.112.371 millones, un 9,8% inferior a la del año anterior.