Los españoles empiezan a gastar: baja la tasa de ahorro en el segundo trimestre

La tasa de ahorro de los hogares disminuyó en el segundo trimestre ante el mayor consumo e inversión realizado por los españoles, en paralelo a una mejora de la renta disponible

Ahorro de los hogares

La crisis de la Covid-19 ha propiciado el ahorro precautorio por parte de los hogares hasta registros históricos, lo que ha generado una demanda embalsada de alrededor de 50.000 millones de euros que se traducirá en forma de consumo en los próximos meses en función de la confianza de los ciudadanos, algo que ya empezó a atisbarse en el segundo trimestre.

Y es que la tasa de ahorro de los hogares españoles fue del 18,9% de su renta disponible, tasa más de 12 puntos inferior a la del mismo trimestre de 2020 (31,5%), según los datos proporcionados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En términos desestacionalizados, es decir, calculando la tasa una vez eliminados los efectos estacionales y de calendario, el ahorro de los hogares bajó 5,2 puntos y se situó en el 8,8% entre abril y junio, su menor nivel desde el último trimestre de 2019, antes de la pandemia.

De hecho, es la primera vez que disminuye del 10% durante la pandemia ya que llevaba cinco trimestres por encima, y eso pese a que el ahorro normalmente disminuye en el primer y tercer trimestre, y aumenta en el segundo y el cuarto. En cualquier caso, se modera respecto al 14% del trimestre anterior y está muy por debajo del máximo del 22,3% alcanzado hace un año en pleno confinamiento.

El ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares alcanzó los 38.524 millones de euros en el segundo trimestre, un 37,2% menos interanual (22.789 millones menos).

Mayor consumo e inversión con aumento del 5% de la renta

El inicio del desembalsamiento del ahorro de los hogares españoles se explica por el mayor consumo y la mayor inversión realizada, en paralelo al avance de la vacunación y la relajación de las restricciones con el fin del Estado de alarma desde el pasado 9 de mayo.

El gasto en consumo final de los hogares registró un notable aumento del 24,1%, hasta los 165.189 millones de euros, al tiempo que la inversión de. los hogares se duplicó al dispararse un 120,4%, hasta los 12.898 millones de euros. DE hecho, la inversión alcanzó el 6,8% de su renta disponible, la tasa más elevada en ocho años, desde el cuarto trimestre de 2012.

Y todo ello teniendo en cuenta que la renta disponible de los hogares españoles aumentó un 5% en el segundo trimestre, hasta los 204.308 millones de euros.

De esta manera, y una vez tenido en cuenta el saldo de transferencias de capital del sector, los hogares presentaron una capacidad de financiación de 24.692 millones de euros en 2020, frente a los 55.258 millones estimados para el mismo trimestre de 2020.

La necesidad de financiación pública se reduce

Asimismo, la economía española mostró una capacidad de financiación de 5.481 millones de euros frente al resto del mundo, montante equivalente al 1,8% del PIB, frente al 1,1% del PIB de hace un año.

A su vez, las administraciones públicas presentaron una necesidad de financiación en el segundo trimestre de 32.672 millones de euros, un 47% inferior a la de hace un año.

Por sectores, los hogares e ISFLSH mostraron una capacidad de financiación de 24.692 millones, un 55,3% menos que hace un año; las instituciones financieras fue un 52,2% superior, hasta 5.454 millones, mientras que las sociedades elevaron su capacidad un 46,6%, hasta 8.007 millones.

La renta nacional bruta alcanzó los 300.547 millones de euros, un 19,5% más y la renta nacional disponible bruta se sitúa en 297.141 millones (+19,4%). El aumento de la renta se debe a que el excedente de explotación de las unidades productivas (beneficio empresas) despuntó un 17,9%, hasta 125.939 millones.

De su lado, la remuneración de asalariados subió un 12,2%, hasta los 142.012 millones.