El futuro de Banc Sabadell: los analistas apuntan a tres interesados en comprar TSB

Virgin Money, OSB y HSBC podrían encontrar encaje a la filial británica del banco catalán, que también podría explorar alianzas

Banc Sabadell ha contratado a Goldman Sachs para que encuentre comprador para TSB y pese a las dudas de si podrá vender su filial británica, o de si podrá hacerlo a un precio que le satisfaga, está recibiendo muestras de interés y el mercado apunta ya a posibles candidatos.

Los analistas que siguen de cerca al banco que preside Josep Oliu hace días que estudian sus opciones en Reino Unido. Desde que rompiera las negociaciones para la fusión con BBVA y el Sabadell anunciara su intención de vender TSB para centrarse en España, los bancos de inversión hacen números acerca de esta posibilidad.

Barclays es uno de ellos y estima, aunque no ve fácil la venta, que la entidad catalana puede lograr entre 150 y 850 millones de euros por la entidad por la que pagó 1.700 millones de libras hace cinco años. El mismo banco da una lista de posibles compradores y otros, como Fidentiis, ven más una alianza, para la que también tienen candidatos.

Oficina de TSB, filial británica de Banc Sabadell, en el Reino Unido. EFE

Los analistas apuntan a tres posibles compradores de TSB: Virgin Money, OSB y HSBC. “Varios bancos del Reino Unido tendrían capital suficiente para comprarlo y dado el tamaño relativamente pequeño de TSB, no esperamos que surjan conflictos de competencia”, asegura Barclays,

No obstante, los problemas de la entidad sugieren que “no habrá una lista larga de compradores entre los principales bancos, a menos que se ofrezca un precio con un descuento significativo”. Si el Sabadell quiere llegar a los 1.000 millones, le costará más, aunque el mínimo que ha puesto son 700, para poder liberar capital.

El banco de inversión cita a Virgin Money, OSB y HSBC porque la operación tendría sentido por tamaño, clientes y encaje geográfico y además tienen capital para asumir TSB sin sufrir problemas financieros. Reuters ya señaló a Virgin Money como posible interesado en la operación.

Una fusión de TSB en lugar de una venta, la opción de Fidentiis

Otra entidad, Fidentiis, apunta a una alianza. “La desinversión implicaría un fuerte impacto de pérdidas, pero menos en el capital debido a la reducción de los activos ponderados por riesgo. En nuestra opinión, el problema radica en obtener un buen precio”, aseguran en un informe.

El precio podría situarse en los 400 millones, según este grupo financiero, pero como está muy por debajo de lo que espera sacar el banco que dirige Jaume Guardiola, apunta que la mejor opción sería una alianza estratégica, fusionándolo con otra entidad. Con ella, podría sacar mayor rendimiento.

“Una fusión mejoraría el tamaño de TSB y permitiría una reestructuración significa”, que generaría sinergias. El problema que ve Fidentiis es que “es difícil que el Sabadell pueda justificar una mayor asignación de capital a Reino Unido a menos que llegue a un buen acuerdo”.

Pese a las dificultades, apunta a que bancos pequeños del país podrían tener interés en una fusión o llegar a acuerdos con TSB. Por ejemplo, Metro Bank, con unos activos de 22.000 millones de libras, One Savings y Co-Operative Bank, con unos activos similares, y Virgin, que tiene 91.000 millones de libras de activos.

La venta de TSB, la máxima prioridad de Oliu y Guardiola

La venta de TSB es la piedra angular del plan estratégico que Josep Oliu y Jaume Guardiola presentarán en el primer trimestre de 2021. Sin ella no se vislumbra un futuro, pues no puede centrarse en España y seguirá teniendo unos costes de capital altos en Reino Unido.

TSB empezaba a dejar de ser el agujero negro del Sabadell cuando llegó la pandemia del coronavirus. Tras la compra a Lloyds por 2.300 millones de euros, los problemas en la integración tecnológica costaron cientos de millones al banco catalán, que llegó hasta a sustituir al consejero delegado, con un proceso de selección.

Debbie Crosbie, consejera delegada de TSB, filial del Sabadell. / TSB

Debbie Crosbie, consejera delegada de TSB

Pero este 2020 ha vuelto a ser de pesadilla para los intereses del Sabadell en tierras británicas. Hasta septiembre, TSB pierde 155 millones de euros.