El Gobierno transferirá 300 millones más a Cataluña para Rodalies

La transferencia del Estado supone alrededor de unos 300 millones de euros anuales, y llegará a partir del próximo año 2022

La secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera (d) y el vicepresidente catalán y conseller de Territorio, Jordi Puigneró (i) durante su reunión bilateral de Infraestructuras en la sede del ministerio en Madrid este viernes. EFE/ Javier Lizón

El Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado este viernes que el Estado transferirá a la Generalitat de Cataluña el déficit tarifario de Rodalies, unas cantidades que corresponden alrededor de unos 300 millones de euros anuales. Este acuerdo tendrá “un efecto directo” en 2022, aunque aún debe concretarse en la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales.

La secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, y el vicepresidente catalán y conseller de Territorio, Jordi Puigneró, han llegado a este consenso durante la tercera comisión bilateral de infraestructuras que se ha llevado a cabo este viernes en Madrid.

Hasta este momento, Ejecutivo estatal era quien transfería directamente esta cantidad a Renfe. En concreto, el déficit tarifario es la diferencia que existe entre el coste total del servicio y lo recaudado mediante los billetes de transporte vendidos, unos ingresos que suelen situarse entre un 43 % y un 50 % del total.

Por otro lado, el Gobierno aboga por crear un grupo de trabajo que debe concretar en los próximos meses cómo abonará el Estado los 559 millones de euros que debe a la Generalitat correspondientes al ejercicio de 2008 en virtud de la disposición adicional tercera del Estatuto, y debe definir a cuánto asciende el total de la deuda de los años 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013.

El Gobierno se abre a traspasar Rodalies a Cataluña 

A principios de este mes, el Gobierno lanzó nuevos guiños a sus socios para la cesión de competencias hacia Cataluña, tras abrirse a negociar la entrega del servicio ferroviario de cercanías Rodalies, una de las grandes reivindicaciones de la Generalitat para hacerse con la gestión propia del transporte.

“Soy partidario de transferir todo aquello en que se pueda garantizar una mejor gestión”, declaraba el ministro de Cultura, Miquel Iceta cuando se producía recta final de negociación de los Presupuestos, dándole un un espaldarazo a las reclamaciones del Govern

Ana Carrasco González