El error de voto de un diputado del PP salva una reforma laboral para la que el Gobierno no logró mayoría

El diputado del PP por Cáceres, Alberto Casero, se ha equivocado al votar telemáticamente y ha facilitado la aprobación de la reforma laboral, para la que el Gobierno no tenía mayoría al haber votado finalmente en contra los dos diputados de UPN

Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz celebran la convalidación de la reforma laboral en el Congreso. EFE.

Votación de infarto en el Congreso para la convalidación del real decreto-ley de la reforma laboral. El error en el voto telemático del diputado del PP por Cáceres, Alberto Casero, ha permitido la aprobación de la reforma laboral en el Congreso, para la que finalmente el Gobierno no había logrado la mayoría al haber roto en el último minuto la disciplina de voto los dos diputados de UPN, votando en contra, así como sus. aliados habituales (ERC, PNV y Bildu).

La reforma laboral, la medida estrella del Gobierno, ha sido convalidada finalmente paradójicamente gracias al PP tras el error del diputado Alberto Casero, que votaba de forma telemática y se ha confundido votando ‘sí’, en vez de ‘no’, lo que ha permitido que la norma sea convalidada por solo un voto de diferencia, con 175 votos a favor y 174 en contra.

Así las cosas, la ajustada aprobación por un voto de la reforma laboral ha recibido 175 votos a favor del PSOE (120), Unidas Podemos (34, ya que el escaño de Alberto Rodríguez sigue sin cubrirse tras su inhabilitación por el Supremo), Cs (9), PDeCAT (4) Más País-Equo (2), PRC (1), Teruel Existe (1), Nueva Canarias (1), Coalición Canaria (1),,  Compromís (1) y el voto por error del diputado del PP. Es decir, 175 diputados, mayoría suficiente respecto al total de 349 diputados actuales (uno menos, al no haberse sustituido a Rodríguez).

Por su parte, han votado ‘no’ al real decreto-ley de la reforma laboral 174 diputados del PP (87), Vox (52), ERC (13), PNV (6), Eh Bildu (5), Junts (4), CUP (2), UPN (2), BNG (1), Foro Asturias (1), así como el diputado fugado de Cs, Pablo Cambronero (actualmente en el Grupo Mixto).

Esto supone que de no ser por el error del diputado el PP, el Gobierno de coalición no habría logrado los votos suficientes para convalidar la reforma, ay que no había logrado si quiera la mayoría con la ‘vía Ciudadanos’ y los grupos minoritarios, al haber roto la disciplina de partido los dos diputados de UPN, tras unas intensas negociaciones y dudas hasta el último minuto en una votación ajustada que, pese a culminar en aprobación, ha fracturado también el bloque de investidura al descolgarse los socios habituales del Ejecutivo (ERC, PNV y Bildu).

El PP denuncia «cacicada»: el diputado acudió a corregir su voto

Desde el PP denuncian la «cacicada sin precedentes» al asegurar que el diputado Alberto Casero «ha votado bien». El sistema le habría mandado un justificante con el voto cambiado, tras lo que Casero avisó de inmediato a la Cámara y avisó a la Mesa del Congreso. Incluso, el diputado ‘popular’ se presentó estando enfermo en la Cámara Baja para votar presencial pero «no le han dejado», ha denunciado el diputado Víctor Píriz.

«Si tenían que sacar la reforma por lo civil o por lo criminal, hoy se han cubierto de gloria. Es una cacicada sin precedentes en España. El reglamento no se ha cumplido y nos asiste la razón y esto no acabará hoy. Es una vergüenza», ha censurado.

El Reglamento del Congreso establece que, tras ejercer el voto mediante el procedimiento telemático, la Presidencia u órgano en quien delegue, comprobará telefónicamente con el diputado autorizado, antes del inicio de la votación presencial en el Pleno, la emisión efectiva del voto y el sentido de este. Una vez verificados dichos extremos, el voto telemático emitido se trasladará a la Presidencia al inicio de la votación presencial en Pleno para que pueda anunciar el resultado acumulado de las votaciones.

De hecho, en el mismo Pleno, tras la confusa lectura de los resultados de la votación, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha señalado que con carácter previo a la votación se había puesto de manifiesto a la Mesa un error informático, pero Batet le ha negado la palabra al indicar que «la Mesa es conocedora y ha podido analizar la cuestión técnica de la Mesa, de decisión de la Mesa, y no de tratamiento de Pleno». «No le voy a dar la palabra», ha añadido.

Susto en la votación: Batet dice que se había derogado y rectifica al instante

La votación ha sido tan ajustada que se ha producido un importante susto para el Gobierno en el momento de la lectura del resultado de las votaciones, cuando la presidenta del Congreso, Metirxell Batet, ha señalado que había «presentes 335, sí 166 más 9 telemáticametne, y 169 noes más 5 telemáticamente, ninguna abstención, por lo tanto queda derogado el real decreto-ley».

Las palabras de Batet han desconcertado a los miembros del Gobierno, con rostros de incredulidad tanto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como a las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz, así como a las bancadas socialistas y de Unidas Podemos. De hecho, los diputados del PP y de Vox han aplaudido con entusiasmo al conocerse la supuesta derogación.

Sin embargo, instantes después Batet ha rectificado con la siguiente frase: «señorías, los servicios de la cámara me informan de que queda convalidado el real decreto-ley». En consecuencia, el Ejecutivo y las bancadas de la coalición de Gobierno han reaccionado eufóricamente con aplausos y abrazos y manos entrelazadas entre Sánchez, Calviño y Díaz. También se han oído gritos de «sí se puede» desde los escaños del hemiciclo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha colgado el vídeo de la votación, incluyendo la confusión, en su perfil de Twitter con el siguiente mensaje: «España cuenta con un nuevo marco de relaciones laborales que sitúa en el centro la dignificación del trabajo. Con la reforma laboral recuperamos derechos y reconstruimos consensos para avanzar en empleo de calidad. Gracias a los grupos que han apoyado este gran acuerdo de país».

A la salida del debate, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha celebrado que es «un día de muchísima felicidad» porque «tras 10 años de lucha de muchos trabajadores hoy tenemos una norma que tras 40 años recupera derechos». «Hoy es el día de los trabajadores y trabajadoras», ha enfatizado. Díaz ha dicho sentirse «absolutamente satisfecha» y «muy contenta» , ya que los trabajadores «mañana estarán tranquilos porque saben que esta norma que mejora sus vidas va a estar en vigor».

Los dos diputados de UPN rompen la disciplina de voto

Aunque en Moncloa no contemplaban otro escenario que no fuese el de “sacar adelante la convalidación”, tal y como adelantó Economía Digital al tener atados los votos para la mayoría, lo cierto es que la mañana de este jueves durante las cuatro horas de debate ha habido momentos en los que parecía peligrar la reforma.

A última hora del miércoles el PDeCAT confirmó que sus cuatro diputados votarían a favor de la noma, así como UPN, sin embargo esta mañana a primera hora el PNV anunció que votaría en contra y dos miembros de la formación navarra mostraron su discrepancia al inicio del debate, lo que hizo saltar las alarmas, que finalmente se terminado por confirmar cuando los diputados Carlos García Adanero y Sergio Sayas han roto la disciplina de voto y han votado en contra. Y ello a pesar de que previamente habían sostenido que atacarían las directrices.

García Adanero ha sido contundente con el siguiente mensaje: «He votado NO a la reforma laboral porque lo contrario hubiera supuesto un claro refuerzo a Sánchez, presidente de España con el apoyo de Bildu. Y lo hago en coherencia con la oposición que estamos realizando desde el primer día, con el respaldo de miles de votantes».

Fuentes conocedoras del proceso explican a Economía Digital que el presidente de UPN, Javier Esparza, impuso la disciplina de voto a sus dos diputado sen el Congreso (Carlos García Adanero y Sergio Sayas) por el temor a una moción de censura contra el alcalde de Pamplona, tras las amenazas procedentes desde el PSOE.