Escrivá acusa a Pablo Iglesias de crear polémica sobre el cálculo de las pensiones

El ministro afirma que la polémica sobre la ampliación del cálculo de las pensiones es una "serpiente de verano que puso en marcha hace un año Pablo Iglesias y va saliendo de vez en cuando"

Se reaviva la polémica de hace unos meses en el seno del Gobierno sobre la ampliación del cómputo para calcular las pensiones. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha apuntado directamente a Pablo Iglesias como el causante de generar ruido en torno a la polémica medida incluida en el Plan de Recuperación.

La subida del periodo de cómputo para calcular las pensiones es «una serpiente de verano que puso en marcha hace casi un año Pablo Iglesias y que va saliendo de vez en cuando», ha llegado a afirmar Escrivá en una entrevista en RNE; recogida por Economía Digital, después de que ayer el Gobierno publicase el contrato operacional suscrito con la Comisión Europea en el que figura la medida.

El acuerdo con Bruselas explicita en uno de sus dos anexos el calendario con este compromiso, que establece que el anteproyecto de ley para ampliar los años de cotización del periodo de cálculo de las pensiones, actualmente fijado en 25 años, deberá estar aprobado antes del 30 de junio de 2022, de forma que la norma entre en vigor antes de que concluya el ejercicio a cambio de los desembolsos de los fondos europeos.

La polémica en el seno del Gobierno acerca de la ampliación del periodo de cálculo parecía haber quedado solventada a principios de año tras la inclusión del compromiso en el Plan de Recuperación pero descartarse el aumento de 25 a 35 años que en teoría barajó en su momento el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

A este respecto, Escrivá ha afirmado que «no ve problemas ni le preocupa» la posibilidad de que surjan problemas en la coalición de Gobierno sobre esta cuestión porque la medida ha sido «asumida por todo el Gobierno» en el marco del Plan de Recuperación, está hablada «desde hace tiempo» y a Bruselas «le ha parecido estupenda».

Más tarde el exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha respondido a las palabras de Escrivá desmintiendo al ministro al asegurar que «la intención del PSOE de subir el cómputo de las pensiones» no fue una «serpiente de verano», puesto que estaba incluida la propuesta en un documento del departamento de Seguridad Social.

«Bruselas no lo pide, está en el Plan de Recuperación»

El ministro ha aclarado que «Bruselas no está pidiendo nada» respecto al calculo de las pensiones, sino que se trata de una medida recogida en el Plan de Recuperación para «hacer un sistema más equitativo y crear un modelo en el cual uno pueda elegir sus mejores años», logrando así una mejor pensión.

En este sentido, ha apuntado que la medida forma parte e los compromisos adquiridos por el Gobierno en el Plan de Recuperación, concretamente en el componente 30 en el marco de la segunda pata de la reforma de las pensiones,, por lo que ha dicho no entender la «polémica», que considera que proviene de Iglesias.

Ha recordado también que los grupos parlamentarios a través de las recomendaciones del Pacto de Toledo pidieron que se tuviese en cuenta en el sistema de cómputo de las pensiones las nuevas realidades del mercado laboral y la existencia de carreras más volátiles, en las que los últimos años de cotización no son los mejores siempre.

En concreto, ha indicado que desde el Ministerio estiman que para el 30% de los trabajadores sus últimos años de cotización no son los mejores, en un contexto en el que el sistema actual está configurado para «carreras lineales», en las que el trabajador va mejorando sus cotizaciones a media que avanza en su carrera profesional.

Se tratará con los agentes sociales en 2022 y no busca reducir el gasto

El ministro ha vuelto a negar «rotundamente» que la medida busque reducir el gato en pensiones, sino que se trata de «modernizar y mejorar el sistema» para mejorar la situación de trabajadores cuyos últimos años cotizados les perjudica a la hora de calcular su pensión de jubilación.

De cualquier forma, ha apuntado que todos los posibles cambios se abordarán con los agentes sociales ya en 2022, con los que se decidirá aumentar el periodo de cálculo de las pensiones o configurar un sistema para elegir los mejores años cotizados.

En la misma línea, la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, se ha mostrado «sorprendida» por la polémica en torno a la medida ya que figuraba en el Plan de Recuperación aprobado por Bruselas el pasado 13 de julio, ya que «no ha cambiado nada» y «el planteamiento del Gobierno ha sido tremendamente transparente y claro desde el primer momento», según ha indicado en una entrevista en TVE, recogida por Economía Digital.

Ha coincidido con Escrivá en apuntar que «Bruselas no pide nada», sino que se trata de una recomendación del Pacto de Toledo sobre la que no se ha decidido nada aún y se consensuará con los agentes sociales el próximo año.

La vicepresidenta ha explicado que anteriormente los trabajadores tenían carreras muy lineales y permanecían en el mismo trabajo «toda su vida» con un sueldo creciente, pero «eso ya no se da» y ahora las carreras tienen «lagunas», por lo que la etapa con mejor remuneración a veces no coincide con los últimos años.

«Tenemos que darle una vuelta a todo el sistema para que sea más justo», ha apuntado, dejando claro que no hay propuestas concretas y se trabajará en el diálogo social a lo largo de 2022.