Garamendi cierra la puerta a Yolanda Díaz: “No es el momento de subir el salario mínimo”

El presidente de la patronal cree que no es el momento de debatir el incremento en las remuneraciones de los trabajadores

Garamendi vuelve a marcar distancias con el Ministerio de Trabajo y con el Gobierno. A pesar de que Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, quiere aplicar un nuevo incremento en el salario mínimo interprofesional, CEOE deja claro su postura y no quiere oir ni hablar de ello.

El presidente de la patronal ha subrayado este jueves que lo más importante en estos momentos es recuperar el empleo y que las empresas que están sufriendo esta situación provocada por la pandemia “recuperen su espacio”, por lo que ha afirmado que “no el momento” de hablar de la subida del salario mínimo interprofesional”. 

Las palabras de Garamendi, por tanto, dejan entrever que, a pesar de que el ministerio dirigido por Yolanda Díaz quiera negociar un incremento en el SMI, no se van a producir, al menos, al corto plazo. De hecho, el presidente de la patronal de empresarios ha dicho que, de momento, el Gobierno no ha trasladado a CEOE la intención de subir los salarios. 

Lo importante es el empleo

Cabe recordar, tal y como avanzó Economía Digital, que la subida que planea el Gobierno es simbólica y, en ningún caso, superará la barrera de los 1.000 euros. En la actualidad el SMI se sitúa en los 950 euros.

“Con la situación en la que están las empresas, especialmente las más vulnerables; después de que el año pasado no se indexaron los contratos públicos que afectan a una serie de empresas al salario mínimo y valorando con toda claridad que lo importante es el empleo, que incluso la propia Unión Europea ha planteado en un documento que habría pérdida de empleos como consecuencia de la subida, desde luego, no es el momento de hablar de estos temas”, ha apostillado. 

No comparte la jornada de 32 horas

Por otra parte, Antonio Garamendi ha tildado de “ocurrencia” la idea que propone el Gobierno y otros partidos del Congreso de los Diputados de acortar la jornada laboral a cuatro días y 32 horas. “No vamos a contestar a ocurrencias que se le ocurren cualquier día a alguien. Estamos en una situación bastante seria, así que la CEOE no va a estar haciendo comunicados cada vez que a alguien se le ocurra una cosa. Es la negociación colectiva la que tiene que gestionar estos temas”, ha sentenciado.

“Estando en la que estamos, no es momento de plantear debates que lo único que generan es desconfianza y que pueden llevar a la gente a decidir incluso no no contratar por las dudas sobre lo que va a pasar aquí”, ha dicho el presidente de la patronal”. ha dicho en este sentido.

No obstante, el presidente de la patronal no cierra la puerta a que alguna empresa “por su situación pueda plantear” la jornada de cuatro días, pero ha matizado que la inmensa mayoría de compañías “no lo comparten”.