El Gobierno admite que la plataforma para controlar los fondos europeos sigue sin funcionar

El Gobierno admite que la plataforma informática común prometida hace siete meses para la centralización de convocatorias y control de los fondos europeos sigue sin estar plenamente operativa

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. EFE

La plataforma común de fondos europeos (CoFFEE), herramienta informática que servirá de soporte para centralizar la información de las convocatorias y subvenciones, poder hacer un seguimiento y el correcto control de los fondos, no esté aún plenamente operativa transcurridos siete meses desde el compromiso y tras 14 meses del inicio de la ejecución de los fondos europeos.

La Comisión Europea aprobó el 16 de junio del año pasado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español, validado un mes más tarde por el Ecofin, para canalizar los 154.000 millones de euros que le corresponden hasta el año 2026, pero la ejecución arrancó tímidamente desde el inicio del año 2021 y, sin embargo, la plataforma de centralización y control de los fondos europeos todavía no está plenamente operativa.

Así lo admite el propio Gobierno en una repuesta a una pregunta de los diputados del PP Víctor Píriz y Miguel Ángel Paniagua, a la que ha tenido acceso Economía Digital, en la que el Ejecutivo admite la implantación progresiva de las funcionalidades de la aplicación comprometida en el decreto del pasado 29 de septiembre del año pasado.

En su respuesta, el Gobierno explica que la aplicación CoFFEE-MRR de gestión y seguimiento da soporte a las necesidades de planificación, gestión, control y rendición de cuentas para asegurar el «adecuado cumplimiento de los requerimientos fijados en la normativa reguladora del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR)».

Con el fin de adaptarse a las condiciones del contexto actual y teniendo en cuenta que es imprescindible que los distintos agentes implicados en el Plan reciban formación sobre la metodología y sobre el uso de la aplicación, CoFFEE-MRR ha sido concebida como un «entorno modular en el que se incorporan funcionalidades de manera progresiva según una hoja de ruta acordada».

En este sentido, CoFFEE-MRR está disponible desde septiembre de 2021, con las funcionalidades implantadas para la primera solicitud de pago vinculada al cumplimiento de hitos y objetivos en 2021 a través de la aplicación. Desde entonces, los departamentos ministeriales están utilizando CoFFEE-MRR con nuevas funcionalidades incorporadas permanentemente que les permiten registrar las unidades de ejecución (Proyectos) en las que se materializan las distintas Medidas del Plan.

Sin embargo, la plataforma sigue sin estar plenamente operativa. Hace un mes la secretaria de Estado de Fondos Europeos, Mercedes Caballero, ya admitió durante su intervención en una jornada sobre la auditoría de fondos europeos organizada por el Consejo General de Economistas (CGE) que la herramienta es un reto que va avanzando «poco a poco», pero se mostró convencida de que «en breve» estará «plenamente disponible» al ser un elemento «fundamental» que «rige todo el sistema». Transcurrido un mes sigue sin estar plenamente operativa.

El registro de empresas de los PERTE también sigue vacío tras un mes

Lo cierto es que la vicepresidenta Nadia Calviño avanzó a mediados de enero la puesta en marcha de un sistema de ayuda y respuesta, dentro del teléfono 060 de asistencia de las administraciones pública para dar asistencia y acompañamiento a las pequeñas y medianas empresas, ya en marcha desde abril.

También aseguró entonces que se habilitaría la plataforma de contratación para concentrar todas las convocatorias del Plan, incluyendo también las puestas en marcha por las comunidades autónomas y las corporaciones locales, pero ha transcurrido ya un mes y aún no está plenamente operativa.

Y ello a pesar de que fue a mediados del pasado mes de noviembre cuando el Consejo de Ministros aprobó el acuerdo por el que se modifican los límites establecidos en el artículo 47 de la Ley General Presupuestaria para adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros, con la finalidad de posibilitar a la Secretaría General de Fondos Europeos, del Ministerio de Hacienda y Función Pública, llevar a cabo un encargo para la prestación del servicio de atención a los usuarios de la plataforma común de fondos europeos.

La Secretaría General de Fondos Europeos tiene las competencias derivadas de la función de Autoridad Responsable del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, entre las cuales se encuentra la obligación de disponer, en formato electrónico que permita realizar búsquedas y en una base de datos única, las categorías armonizadas de datos relativos al uso de los fondos en relación con las medidas destinadas a la ejecución de reformas y proyectos de inversión dentro del marco del Plan de Recuperación y Resiliencia, según el reglamento europeo.

Para ello, se ha dispuesto de la solución informática Plataforma común de Fondos Europeos ante el volumen, la complejidad y el previsible incremento de uso de los sistemas de información y de las aplicaciones requeridas por la Secretaría General, con el fin de hacer seguimiento, y coordinación. El encargo, detallado por el Gobierno y previsto tendrá una duración de 24 meses y el coste estimado para su realización asciende a 2.635.000 euros, de los que 115.000 euros, 1.420.000 euros y 1.100.000 euros corresponderán a los años 2021, 2022 y 2023, por ese orden.

Por otra parte, con casi un año de retraso el Ministerio de Hacienda y Función Pública aprobó el 10 de marzo la orden que regula el funcionamiento y estructura del Registro Estatal de las entidades interesadas en los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) en el ámbito de la Administración General del Estado, así como los procedimientos necesarios para su utilización por los departamentos ministeriales interesados.

Pero lo cierto es que tras un mes en vigor ninguno de los ministerios con proyectos estratégicos ha comunicado al Ministerio de Hacienda la acreditación de ninguna compañía interesada en las distintas convocatorias lanzadas hasta la fecha, el principal objetivo de dicho registro.

Los nueve PERTE aprobados hasta la fecha sobre el del vehículo eléctrico y conectado; para la salud de vanguardia; energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento; agroalimentario; Nueva economía de la lengua; Economía circular; para la industria naval; aeroespacial y de digitalización del ciclo del agua, aunque también están ya anunciados los PERTE de economía social de los cuidados y otro de semiconductores.

Por otra parte, el Gobierno ha usado también el plan anticrisis para modificar la reforma de la Administración que lleva bloqueando 13 meses para agilizar los fondos europeos al introducir mejoras como flexibilizar el calendario de cierre de ejercicio y la autorización para contratar.

Apagón informativo

Además de continuar a la espera de la plataforma común de fondos europeos y el registro de los PERTE, el Gobierno sigue sin publicar el dato de ejecución real de los fondos europeos desde el pasado mes de agosto, cuando cifró en apenas 104 millones la iplementación. El despliegue de los fondos europeos el año pasado estuvo marcado por la polémica ante la infraejecución respecto a lo inicialmente previsto, la ofensiva del PP con denuncias de sospechas de arbitrariedad y las críticas de organismos y empresarios por la lenta canalización a la economía real, pero el Gobierno se marcó el propósito de avanzar en transparencia, control y ejecución este año.

Los últimos datos ofrecidos, a fecha del 23 de marzo, por la vicepresidenta Nadia Calviño, a falta de su comparecencia este próximo jueves, muestran que el Gobierno ha resuelto desde el inicio de la ejecución del Plan de Recuperación un total de 520 convocatorias de fondos europeos por un importe de 8.500 millones de euros, con ya más de 11.500 proyectos beneficiarios del plan en más de 6.000 empresas, más de 1.000 entidades locales y más de 2.400 universidades y centros tecnológicos.

El Gobierno se ha propuesto movilizar 266 convocatorias por 24.667 millones de euros en el primer semestre, de ellas 137 convocatorias por 12.340 millones en el primer trimestre y 125 convocatorias por 12.000 millones en el segundo. Según Fedea, solo 6.545 millones de fondos europeos habrían llegado a su destinatario final en 2021, un 27,2% del total presupuestado.

Tras el primer desembolso de 10.000 millones a finales de diciembre tras cumplir 52 hitos, sumado a los 9.000 millones de prefinanciación recibidos en agosto, el Gobierno confía en tener asegurada la validación a la siguiente remesa de hitos para poder recibir el siguiente desembolso de 12.000 millones. Ya ha cumplido la mayoría de los 30 hitos de reformas y 10 inversiones comprometido con Bruselas, según aseguran desde Moncloa, que prepara una adenda al plan para encarar la solicitud en el primer semestre de hasta 84.000 millones de euros en préstamos.

El Jefe de la Oficina de Proyectos Europeos de CEOELuis Socías, ha denunciado en múltiples ocasiones el problema importante» de coordinación entre las administraciones públicas ante la «excesiva centralización» del plan nacional. Entre los problemas cita la falta de agilidad en la publicación de convocatorias ya que «el sector público apuesta por la estrategia de atomizar convocatorias», a lo que se suma la «ausencia de equilibrio» entre los proyectos grandes y los pequeños, la falta de conocimiento del funcionamiento, sobre todo por parte de pymes y autónomos; el propio diseño de las convocatorias y los plazos y porcentajes de cofinanciación.