La deuda pública cierra 2020 con una histórica subida hasta el 117% del PIB

España termina el año con un nivel de endeudamiento sin precedentes en la historia contemporánea, como resultado del elevado gasto público de la Covid-19

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta del Gobierno

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta del Gobierno

La pandemia de coronavirus ha provocado un ascenso sin precedentes de la deuda pública de las administraciones españolas, que ha cerrado 2020 en más de 1,3 billones de euros, lo que representa un 117,1% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Se trata de una cifra de récord que se ha saldado con el cierre del ejercicio más elevado de toda la serie histórica.

La crisis de la Covid-19 ha provocado que el endeudamiento de las arcas públicas haya crecido en 122.439 millones con respecto al final del año anterior, cuando la pandemia todavía no se había extendido de forma generalizada por Europa. Es una subida interanual del 10,3%, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

Tasa de crecimiento interanual de la deuda de las administraciones públicas de España. Banco de España

El incremento tan elevado de la deuda es el resultado de un año marcado por la necesidad de incrementar el gasto público para hacer frente a la amenaza sanitaria del coronavirus y para sufragar los gastos del plan de choque que ha puesto en marcha el Gobierno, como la financiación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o las prestaciones para los trabajadores autónomos.

España maquilla las previsiones del segundo semestre

A pesar de que se trata del porcentaje más elevado de la historia reciente de España, la deuda pública ha cerrado el año con un resultado ligeramente mejor al que manejaban las previsiones económicas. El Ministerio de Asuntos Económicos preveía que el endeudamiento de las arcas públicas fuese 1,7 puntos mayor al finalizar el año.

Detrás de esta moderación en los indicadores, hay un retroceso de la deuda en el último tramo del año. En diciembre, el endeudamiento se redujo en 1.292 millones de euros con respeto al mes anterior. La deuda ascendía en noviembre a más de 1.312.000 millones de euros. Una mejora que se ha certificado a pesar de que los primeros síntomas de aparición de la tercera oleada de contagios.

La mayor parte de la deuda pública se concentra en el Estado

La mayor parte del balance de la deuda corresponde a las cuentas del Estado, que debe 1,1 billones de euros. Son 110.000 millones más que al finalizar el año 2019. Al incremento del gasto por las medidas del coronavirus, se suma a la ecuación una reducción de los ingresos tributarios en un año marcado por los confinamientos y la caída generalizada del consumo.

En esta deuda también se contempla la transferencia de 16.000 millones de euros que la administración central ha realizado a las comunidades autónomas para que financien los gastos en sanidad, educación o ayudas económicas, relacionadas con la pandemia de Covid-19.

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo
Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

A pesar de esta inyección económica, las administraciones regionales también han sufrido un incremento de la deuda que ha crecido en 8.372 millones de euros a lo largo del año hasta dar un volumen total de 303.452 millones.

La Seguridad Social también ha incrementado su endeudamiento en 85.355 millones de euros, lo que representa un 55% más que la subida que protagonizó en 2019. La única administración que se libra es la local. Los ayuntamientos sí que han reducido en 1.220 millones su endeudamiento para finalizar el año con 22.011 millones. Sin embargo, no tienen competencia en algunas materias clave como la Sanidad.

El Gobierno confía en el impacto de los fondos europeos

Con este balance histórico, el Gobierno de Pedro Sánchez sigue confiando en que la aplicación de los fondos europeos de recuperación permitirán a España salir de la crisis económica sin que se incremente la brecha de desigualdad en el país. La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha vuelto a mostrarse este miércoles optimista con este reto.

Sin embargo, los sectores empresariales continúan presionando a la vicepresidenta para que adopte más medidas para paliar los efectos de la Covid-19 en la actividad económica. Reclaman ayudas directas para los negocios con dificultades de liquidez o la condonación de parte de la deuda adquirida por los créditos ICO. Dos medidas que incrementarían todavía más el endeudamiento de las arcas públicas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.