Así será la nueva lista prioritaria de vacunación de la Covid-19

La Comisión de Salud Pública ultima un nuevo plan de inmunización que dará prioridad a las franjas de edad, en lugar de a los colectivos vulnerables

Una estudiante de enfermería de la Universidad de Zaragoza en Huesca recibe la primera dosis de vacuna. EFE/Javier Blasco

Una estudiante de enfermería de la Universidad de Zaragoza en Huesca recibe la primera dosis de vacuna. EFE/Javier Blasco

El avance en la campaña de vacunación en España ha forzado a los expertos sanitarios a redefinir quiénes serán los próximos grupos prioritarios que accederán a la vacuna contra el coronavirus. La decisión queda en manos de la Comisión de Salud Pública, que ya prepara una nueva estrategia que se centrará en franjas de edad, en lugar de en colectivos vulnerables.

El equipo encargado de diseñar los planes de inmunización en todo el país ha optado por establecer tres nuevos colectivos demográficos en la clasificación. El primero albergará a todas las personas de más de 80 años de edad, según ha publicado la Cadena SER.

En un segundo escalón, se encontrarán las personas que tengan entre 70 y 79 años, mientras que el tercer grupo prioritario estará conformado por los ciudadanos mayores de 56 años pero menores de 69.

La Comisión de Salud Pública también ha reservado un hueco para los menores de 55 años de edad que cuenten con algún factor adicional que eleve su riesgo a presentar un cuadro grave de salud.

Todos estos grupos recibirán las vacunas de Pfizer y de Moderna, que están recomendadas para todas las edades y que implican la administración de dos dosis. Precisamente, el Consejo de Ministros dio este martes el visto bueno a un nuevo contrato europeo para la llegada de 20,8 millones de dosis de Pfizer en los próximos meses.

La vacuna de Astrazeneca se administrará en mayores de 44 años

Los expertos en vacunación también han acordado que la vacuna de Astrazeneca se inocule en las personas que tengan entre 45 y 55 años. Esta decisión resuelve las dudas generadas, después de que los propios participantes de la comisión desaconsejasen su uso para personas más mayores, debido a la falta de pruebas suficientes sobre su eficacia en los ensayos públicos.

La estrategia no gustó a algunas de las comunidades autónomas como Madrid o Cataluña que ya han puesto sobre la mesa su voluntad de aplicar este preparado también en las personas que de hasta 65 años de edad.

 Personal sanitario administra una vacuna del COVID-19 a las puertas de el centro de Salud Alborán de Almería. EFE/Carlos Barba

La Comisión Pública de Salud también ha insistido en el plan de administrar una única dosis para todas las personas que ya hayan pasado la enfermedad y que tengan menos de 55 años. Deberán haber recibido en algún momento un diagnóstico positivo mediante una prueba PCR o un test de antígenos.

La Comisión de Salud Pública desoye las peticiones de los médicos

Esta clasificación se ha centrado principalmente en criterios de edad, haciendo caso omiso a algunas de las propuestas con los profesionales sanitarios pusieron sobre la mesa a principios de febrero. La edad es el principal factor de riesgo para sufrir complicaciones a causa de la Covid-19 pero no el único.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva publicó hace diez días su propia propuesta sobre los grupos que debían conformar las siguientes fases de vacunación. Los mayores de 70 años también eran el colectivo prioritario, sin embargo en el siguiente escalón había otros perfiles de riesgo porque sufrían otro tipo de patologías.

Los pacientes con obesidad mórbida de grado III o las personas con síndrome de Down eran otros de los perfiles seleccionados por los médicos, independientemente de su edad. La lista estaba diseñada con varios escalones en función del riesgo. La esclerosis, la hepatitis, la diabetes, el asma e incluso el tabaquismo eran algunos de los factores incluidos.

España ya ha administrado 2,6 millones de vacunas

El diseño de los próximos grupos prioritarios en la campaña de vacunación responde a los últimos avances en la inmunización de la población que hasta ahora se había centrado en los usuarios de las residencias de mayores y en el personal sociosanitario.

Desde que se autorizó la primera vacuna el pasado 27 de diciembre, ya se han administrado un total de 2,6 millones de inyecciones, de las más de 2,9 millones de dosis que las farmacéuticas han enviado al país como resultado de los acuerdos suscritos con la Comisión Europea. Es un 90% de las vacunas disponibles.

Imagen de una cadena de producción de vacunas contra el coronavirus. EFE/Alejandro García

Más de un millón de personas han recibido ya las dos unidades necesarias para desarrollar una respuesta inmunitaria completa que les proteja contra la amenaza del coronavirus. El objetivo es alcanzar al 70% de la población antes de que finalice el verano, una meta optimista que ha quedado en el aire por la crisis de escasez de vacunas.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.