La facturación de industria y servicios acumula un año en caída

Las ventas en industria y servicios no remontan y caen un 5,5% y un 12,1% interanual en febrero, respectivamente.

magen de un hombre trabajando en una fábrica

magen de un hombre trabajando en una fábrica

La inercia del retroceso histórico del 10,8% del PIB en 2020 por la crisis del Covid y la tercera ola de la Covid-19 lastraron el arranque económico del año y así se ha reflejado en la mayoría de indicadores económicos en los meses de enero y febrero, también en dos de los más relevantes para medir el pulso de la economía: la facturación de la industria y del sector servicios.

Así, la facturación de la industria descendió un 5,5% interanual y la del sector servicios retrocedió un 12,1% interanual en el mes de febrero, por lo que en ambos casos acumulan 12 meses consecutivos de caídas, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque en ambos casos moderaron sus caídas en el segundo mes del año.

Los datos dan una buena radiografía de la mayor afectación de la crisis en el sector servicios, ante la incidencia directa de las medidas de restricción en la hostelería y el transporte, lo que ha lastrado uno de los principales sectores económicos de España, el turismo.

En concreto, el Índice general de la cifra de negocios del sector servicios cayó un 12,1% en febrero, lo que supone 4,4 puntos por encima de la tasa registrada en enero. En la serie corregida de efectos estacionales y de calendario experimenta una variación del -11%, 3,7 puntos superior a la de enero.

Turismo y hostelería, sectores más afectados

En febrero, la facturación del comercio bajó un 7% respecto a hace un año y otros servicios un 19,8%. Dentro de estos, por sectores, hostelería (-62%) y actividades administrativas y servicios auxiliares (-26,7%) registraron los mayores descensos, mientras que actividades profesionales, científicas y técnicas (−6,4%), comercio al por mayor e intermediarios del comercio (−6,5%) y comercio al por menor (−6,7%) presentan las menores bajadas.

De nuevo los sectores más afectados fueron los relacionados con el turismo y la hostelería, ya que las mayores caídas de facturación se produjeron en las actividades de agencias de viaje y operadores turísticos (-87,1%), servicios de alojamiento (83%), transporte aéreo (-70%) y servicios de comida y bebidas (-56%).

No obstante, a nivel mensual, y eliminando los efectos estacionales y de calendario, la tasa de la cifra de negocios del sector servicios repunta un 4,4%, 8,3 puntos superior a la de enero (-3,9%), gracias al avance de comercio (+2,5%) y otros servicios (+2,3%). La hostelería cedió un 3,7% pero transporte subió un 3,4% y el comercio al por menor un 2,6%, junto al comercio al por mayor un 2,4%.

Por regiones, los mayores descensos volvieron a darse en las regiones más turísticas, como son Islas Baleares (-35,1%) y Canarias (-33,1%), seguidas de la Comunidad de Madrid (-12,8%). Aunque las ventas en servicios cayeron en todas las CCAA, en el resto de regiones cayeron por debajo de la media nacional, siendo los menores descensos los de Castilla-La Mancha (-6,8%), Galicia (-7,4%) y País Vasco (-8,2%).

La industria modera su caída al 5,5%

En concreto, el Índice General de cifra de negocios en la industria experimentó una contracción anual del 5,5% en febrero, 4,5 puntos superior a la de enero (-10%), mientras que corregido de efectos estacionales y de calendario mermó un 4,8%, siete décimas menos que en enero. La caída de febrero dista en cualquier caso del retroceso histórico del 40,7% marcado en abril del año pasado por la paralización de buena parte del sector por la Covid-19.

La variación mensual de la cifra de negocios de la Industria entre los meses de febrero y enero, eliminando los efectos estacionales y de calendario, fue del −0,2%, tasa 1,5 puntos inferior a la del mes anterior.

Por destino económico de los bienes, los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario presentan tasas anuales negativas en tres de los cinco sectores analizados, destacando energía (-32,2%), Excepto suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua; bienes de equipo (-5,2%) y bienes de consumo (-4,1%), frente al repunte de los bienes intermedios (+0,7%).

A nivel mensual (febrero sobre enero), las ventas del sector de la industria eliminando efectos estacionales y de calendario cedieron un 0,2%, tasa 1,5 puntos inferior a la de enero (+1,3%), pese a subir energía (+3,8%), bienes intermedios (+0,9%) y bienes de consumo no duraderos (+0,8%), que no compensaron la merma de bienes de consumo durader o(-1,3%) y sobre todo de los bienes de equipo (-4,1%).

Por regiones, la cifra de negocios de la industria solo subió en Cantabria (+1,4%) y cayó en todas las demás, siendo los mayores descensos los producidos en Islas Baleares (-19,9%), Murcia (-16,7%) y Canarias (-16,3%).

El empleo cayó un 4,9% en el sector servicios y cae un 18,2% en hostelería

Con estas cifras, en los dos primeros meses del año la facturación de la industria ha descendido un 7,7% de media (-4,4% en datos desestacionalizados) y las ventas del sector servicios en mayor medida, al caer una media del 14,4% (-12,8% en datos desestacionalizados).

Estos datos han tenido su impacto en el empleo, ya que en el sector servicios la ocupación bajó un 4,9% interanual, tres décimas inferior y encadenando así 11 meses consecutivos con caídas superiores al 4,5%. La ocupación bajó un 2,7% en el comercio y un 6,3% en otros servicios.

Concretamente, cayó un 4,2% la venta y reparación de vehículos y motocicletas, un 1,3% el comercio al por mayor y un 3,4% el comercio al por menor. En otros servicios volvió a desplomarse en hostelería (-18,2%), así como en transporte y almacenamiento (-6,3%), información y comunicaciones (-1%), actividades profesionales, científicas y técnicas (-1%) y actividades administrativas y servicios auxiliares (-2,8%).

Todas las comunidades autónomas presentaron tasas anuales negativas en el empleo respecto a febrero de 2020, y de nuevo las regiones más turísticas fueron las más afectadas: Islas Baleares (−13,4%) y Canarias (−10,8%). Le siguieron Cantabria (-6,8%), Andalucía (-6%) y Navarra (-5,4%). El resto cayeron por debajo de la media nacional, y las menores mermas de ocupación en servicios se dieron en Castilla-La Mancha (-3,1%), País Vasco (-3,3%) y Comunidad de Madrid (-3,7%).