La tercera ola tumba la producción industrial: cae un 6,9% en enero

La producción industrial protagoniza su mayor hundimiento en los últimos ocho meses y rompe con la mejoría alcanzada en diciembre, según los datos del INE

Una operaria transporta mascarillas en el Centro Tecnológico de Confección (CTC) de Talavera. EFE

Una operaria transporta mascarillas en el Centro Tecnológico de Confección (CTC) de Talavera. EFE. EFE/Manu Reino

La tercera oleada de casos de coronavirus se ha traducido también en un duro golpe para la industria española, que ha protagonizado durante el arranque del año el mayor hundimiento de los últimos ocho meses. El Índice General de Producción Industrial (IPI) se ha desplomado un 6,9% en enero, con respecto al mismo periodo del 2020.

No se producía un retroceso tan fuerte del sector desde el mes de junio del año pasado, cuando los efectos provocados por la declaración del primer estado de alarma desencadenaron un desplome del 10,1%.

Los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) han roto el espejismo que se produjo en el mes de diciembre, cuando la cifra se quedó por primera vez en positivo, con un repunte del 2,2%, desde que arrancó la crisis sanitaria y económica de la Covid-19. El efecto de las Navidades se ha diluido rápidamente.

Los bienes de consumo no duradero sufren el mayor revés

La caída de la producción industrial se ha sentido en la mayor parte de las actividades del sector, pero la que ha registrado un mayor retroceso ha sido la de los bienes de consumo no duradero, que se han desplomado un 12,2% en enero. Esta categoría incluye desde productos de alimentación, hasta medicamentos, tabaco o cosméticos.

Le siguen en la clasificación los bienes de equipo (-11,2%), los bienes de consumo duraderos (-8,8%) o los intermedios (-5,5%).

Las actividades que más han recortado su producción durante el primer tramo del año han sido la confección de prendas de vestir que ha experimentado una caída del 35,5% y la industria del calzado y el cuero (-33,1%). Precisamente, enero cerró como un mes negro para las ventas de moda que se hundieron como consecuencia del temporal de frío y las restricciones de la Covid-19 que dejaron en mínimos la facturación durante la campaña de rebajas.

Aspecto de la la céntrica calle comercial del Portal del Ángel de Barcelona en el primer fin de semana de las rebajas de enero, marcado por las restricciones sanitarias y el temporal. EFE/Quique García
Aspecto de la la céntrica calle comercial del Portal del Ángel de Barcelona en el primer fin de semana de las rebajas de enero, marcado por las restricciones sanitarias y el temporal. EFE/Quique García

La energía es el único sector que aumentó su producción

El único sector industrial que ha logrado acabar el mes en positivo ha sido el de la energía que ha logrado un incremento del 1,6% en el Índice General de Producción Industrial. Su aumento esta condicionado por un contexto meteorológico marcado por el avance de la borrasca Filomena que dejó a su paso varios días con cifras récord de temperaturas extremas.

El incremento de la demanda eléctrica y el aumento del precio internacional del gas provocó entonces un fuerte encarecimiento de la factura eléctrica que llegó a dispararse un 30% durante las dos primeras semanas del año. Los aumentos desataron entonces fuertes críticas contra el Gobierno, especialmente de algunos sectores de las bases de Podemos.

Todas las comunidades autónomas bajan su producción industrial

El golpe de la tercera oleada de coronavirus ha alcanzado a todas las comunidades autónomas españolas que han protagonizado un descenso en su producción industrial. La peor parte se la ha llevado Canarias que ha alcanzado una caída del 15,5% con respecto al mes de enero de 2020. Le sigue Navarra (15%), Castilla La Mancha (10,5) y País Vasco (9,5%).

A pesar de la caída, las que han sufrido un menor impacto en su industria han sido Aragón (-2,4%), Extremadura (-2,8%), Cantabria (5,1%), Madrid (-5,6%) y Cataluña (-5,7%).