Las gasolinas, la carne, el pescado y el aceite disparan los precios un 2,7% en mayo

Las gasolinas, los paquetes turísticos y alimentos como la carne, pescado y el aceite llevaron los precios de mayo a su mayor tasa en 4 años

Surtidores de gasolina en una gasolinera. Foto: Efe

Surtidores de gasolina en una gasolinera. Foto: Efe

La tendencia de subida de los precios continúa en España, aunque los expertos auguran que se contendrá en los próximos meses, coincidiendo con el inicio de la reactivación económica y en pleno debate en los bancos centrales sobre si hace falta definir un objetivo de inflación más preciso que el de una tasa de inflación aproximada al 2% marcada por el Banco Central Europeo (BCE).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este viernes que el Índice de Precios de Consumo (IPC) situó su tasa interanual en el 2,7%, cinco décimas por encima de la de abril (2,2%), con lo que los precios acumulan cinco meses consecutivos de tasa positiva a nivel anual.

De hecho, la inflación marca niveles máximos desde hace cuatro años, puesto que no se registraba una tasa de inflación tan alta desde el mes de febrero el año 2017, cuando los precios escalaron entonces un 3%. El incremento de los precios se explica por el repunte de la gasolina, los paquetes turísticos y alimentos como la carne, el pescado, los mariscos y el aceite, que tiraron al alza de la inflación.

Repunte temporal: se normalizará en los próximos meses

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, ha explicado que confluyen varios factores transitorios como la persistencia de restricciones en la oferta ante la reactivación de la demanda o el efecto base al compararse los meses de la primavera con los de 2020 en los que los precios de servicios alcanzaron mínimos históricos.

Además, García ha asegurado que si se descuentan los componentes más volátiles la inflación sigue estando próxima a 0 y, en cualquier caso, la tendencia es la misma a otros países del área euro y “mucho más moderada” que la de Estados Unidos, que ha subido un 5% y toca máximos de casi trece años.

Según el ‘número dos’ de Calviño, el repunte de los precios en España es “temporal” y se irá normalizando en los próximos meses.

Combustibles y electricidad, lo que más sube en un año

Por grupos, la mayor influencia en el incremento de la tasa anual se da en el transporte, cuya tasa aumenta dos puntos, hasta el 9,4%, como consecuencia de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, que descendieron el año anterior. También influye, aunque en menor medida, el incremento de los precios de los automóviles, que bajaron en 2020.

En cuanto al ocio y la cultura, aumenta su variación casi un punto y medio y se sitúa en el 0,2%, debido a que los precios los paquetes turísticos disminuyeron el año pasado más que este mes. Asimismo, en el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, registra una variación del 0,8%, cinco décimas por encima de la de abril.

Destaca el comportamiento del pescado y marisco, cuyos precios bajaron en 2020 más que en mayo de 2021, y las subidas de los precios de los aceites y grasas, mayor este mes que el año pasado, y de la carne, que disminuyeron en 2020.

En lo que respecta a la vivienda, con una tasa del 10,4%, cuatro décimas superior a la del mes anterior, se debe al incremento del precio del gasóleo para calefacción, frente al descenso registrado en mayo de 2020.

Por su parte, el grupo con mayor influencia negativa es el de hoteles, cafés y restaurantes, con una variación del –0,6%, una décima menos que en abril, debida a que los precios de los servicios de alojamiento aumentan este mes menos que
el año anterior.

Así las cosas, las mayores subidas de precios entre mayo de 2020 y mayo de 2020 se dieron en los combustibles líquidos (+44,6%), la electricidad (+36,3%), otros aceites (+30%), la gasolina (+24,%) y el gasóleo (+21,4%), mientras que las mayores bajadas fueron en hoteles y hostales (-26,3%), los vuelos internacionales (-11,7%), los paquetes turísticos internacionales (-9,2%), los equipamientos de telefonía móvil (-8%) y los automóviles de segunda mano (-6,4%).

El descenso de los precios de hoteles y hostales, así como de los vuelos internacionales refleja la búsqueda del sector turístico de atraer la demanda al calor de la vacunación y la relajación de las medidas de restricción, a las puertas del inicio de la campaña de verano en la que esperan recuperar al menos más de la mitad del turismo perdido el año pasado por la pandemia.

Los precios suben un 0,5% respecto a abril: aceites y frutas tiran del precio

Respecto a la variación mensual, mayo sobre abril, el IPC escaló un 0,5%, siete décimas menos que en abril y su tercera tasa positiva consecutiva. En este mes los mayores alzas de precios se dieron en otros aceites (+7,2%) y la fruta (+6,7%), a diferencia de los paquetes turísticos nacionales (-6,2%) y las legumbres y hortalizas (-4,6%), que presentaron los mayores descensos.

Por su parte, la tasa interanual de la inflación subyacente, que no incluye alimentos no elaborados ni productos energéticos, se situó en el 0,2% en mayo, dos décimas más que en abril y 2,5 puntos inferior al índice general, la más alta en casi 35 años, desde agosto de 1986.

Por último, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) elevó en mayo su tasa interanual cuatro décimas, hasta el 2,4%, en tanto que repuntó un 0,5% en tasa mensual.