Las suspensiones de pagos se disparan un 86,5% hasta marzo y la de personas físicas un 137%

La cifra de deudores concursados sobresale en Cataluña, con 948, 2,5 veces más que la Comunidad de Madrid (381).

Dinero en efectivo. Pixabay

Dinero en efectivo. Pixabay

El tejido empresarial ha sufrido en los últimos meses los estragos de la crisis de la Covid-19 y para paliar los efectos el Gobierno ha ido prolongando las moratorias concursales hasta fijar la última prórroga para el 31 de diciembre de este año, sin embargo no ha impedido que se disparen los deudores concursados.

El número de deudores consursados alcanzó la cifra de 2.799 en el primer trimestre, lo que supone un repunte del 86,5% respecto al mismo período del año pasado, según la estadística publicada por el Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España, a quien se le ha encomendado la estadística.

De esta forma, se registra un aumento generalizado de empresas y personas físicas que ante la imposibilidad de afrontar sus pagos recurrieron a los concursos de acreedores, si bien repunta en mayor medida entre las personas físicas, con y sin actividad empresarial, las más afectadas, con un crecimiento del 137%.

El 45% de deudores concursados son empresas

En detalle, repuntaron sobre todo la cifra de deudores concursados entre las personas física con actividad empresarial, con un alza del 334,4%, hasta los 530; al tiempo que en las personas físicas sin actividad la cifra subió un 91,5%, hasta los 1.009 deudores concursados.

En cuanto a las empresas, del total de 2.799 deudores concursaron, 1.260 fueron empresas personas jurídicas, lo que supone el 45% del total, y un aumento del 47,9% en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado.

Según la forma jurídica, el 90,9% de las empresas concursadas son sociedades de responsabilidad limitada, que alcanzan la cifra de 1.145, un 49,5% más, frente a las 90 sociedades anónimas, un 36,4% más, y las 25 de otro tipo, un 25% más.

Suben los voluntarios y caen los necesarios por las medidas legales

Por tipo de concurso, son voluntarios 1.522, un 6,4% más que en el primer trimestre de 2020, y necesarios 19, un 73,2% menos, como consecuencia directa de las diferentes moratorias establecidas en sucesivos reales decretos aprobados a lo largo de 2020, que suponen la inadmisión a trámite de las solicitudes de concurso necesario.

En marzo del año pasado el Gobierno aprobó la moratoria concursal, mediante la cual procedió a suspender temporalmente el deber de solicitar la declaración de concurso por el deudor insolvente mientras estuviere vigente el estado de alarma, a la vez que, también de forma temporal, se preveía la inadmisión a trámite de las solicitudes de concurso necesario.

La moratoria concursal se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2020, más tarde hasta el 14 de mayo y hace un mes se aprobó su prórroga hasta el 31 de diciembre de este año, si bien la incidencia de la crisis se sigue sucediendo. De hecho, los expertos auguran una avalancha de concursos en los próximos meses como consecuencia de la moratoria del Gobierno que prohíbe los concursos de acreedores para todas aquellas empresas sujetas a algún tipo de subvención de ayuda o de prestación.

Empresas con poco negocio en comercio y hostelería

Con la nueva estadística, por primera vez se categorizan los concursos exprés (apertura y cierre simultáneos del procedimiento por insuficiencia de masa activa), que han sido 853. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios aumentan un 9%, mientras que los abreviados lo hacen en un 31,1%.

Igualmente, la estadística refleja que el 32% de las empresas concursadas se encuentra en el tramo más bajo de volumen de negocio, hasta 250.000 euros, y son, principalmente, Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Asimismo, el 18,2% de las empresas concursadas tienen como actividad económica principal el comercio y el 17,9% la hostelería. En cuanto al número de asalariados, el 41,% del total de empresas concursadas tiene menos de seis empleados. Y, entre éstas, el 31,4% no tiene asalariados.

La antigüedad también refleja la incidencia que está teniendo la crisis incluso en las empresas que llevan más tiempo en actividad, ya que el 26,4% del total de empresas concursadas en el primer trimestre tiene una antigüedad de 20 o más años. Por su parte, el 15,3% tiene cuatro o menos años de antigüedad.

Entre las más antiguas, el 37,8% se dedican al comercio y a la industria y energía, mientras que entre las más nuevas, con cuatro años o menos de antigüedad, un 27% pertenece al sector de la hostelería.

Cataluña sobresale y más que duplica a Madrid

Respecto al panorama de deudores concursados por comunidades autónomas, la estadística da buena cuenta del mayor impacto que está teniendo la región en algunas regiones, al menos en lo referido a empresas y personas físicas que se han visto abocadas a recurrir al concurso de acreedores al no poder cumplir con sus pagos.

La comunidad con mayor número de deudores concursados hasta marzo fue Cataluña, con un total de 948, lo que supone 2,5 veces más que la siguiente, la Comunidad de Madrid (381). Les sigue la Comunidad Valenciana (366), y entre las tres concentran el 60,6% del total.

Cantabria presenta la única bajada anual en el primer trimestre (–30%) y Canarias y Navarra los mayores aumentos (un 322,7% y un 300%, respectivamente).