La pandemia multiplica por 18 el número de españoles en ERE

El Ministerio de Trabajo registra una cifra récord de 974.000 afectados por un Expediente de Regulación de Empleo entre enero y septiembre

El Ministerio de Trabajo ha contabilizado 974.000 afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en los nueve primeros meses del año. Una cifra sin precedentes, marcada por las medidas excepcionales impuestas durante la crisis del coronavirus. Son 18 veces más de las personas que recurrieron a este procedimiento en el mismo periodo del año anterior.

Los datos demuestran el uso generalizado de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que sacó adelante el Gobierno de Pedro Sánchez para evitar despidos masivos al inicio de la pandemia. Sin embargo, el listado solo incorpora los procedimientos de ámbito nacional, dejando fuera los que se han presentado en instancias autonómicas o provinciales.

Esa diferenciación es la que explica por qué el Ministerio de Trabajo ha registrado casi un millón de empleados afectados, frente a los 3,4 millones de españoles que llegaron a estar bajo un ERTE en el mes de abril, durante la primera declaración del estado de alarma y en pleno confinamiento domiciliario.

La evolución epidemiológica ha vuelto a producir un ligero incremento de los empleados inmersos en estos procedimientos en septiembre. Un total de 6.037 trabajadores han engrosado las listas en los primeros compases de la segunda oleada de contagios. Un repunte que podría elevarse en los próximos meses. 

Los despidos colectivos se limitan al 0,6% de los afectados

La mayor parte de los empleados afectados por estos cambios laborales han sufrido una suspensión de sus contratos o se han visto obligados a reducir su jornada por la crisis del coronavirus. Son 967.724 trabajadores que representan el 99,3% del total de empleados en ERE.

Por el contrario, un total de 6.765 empleados han sufrido un despido colectivo durante el 2020, lo que representa un 0,69% del total. Esta categoría se ha reducido un 67,1% con respecto al mismo periodo del 2019.

La mayor parte de los empresarios que han solicitado un ERE para sus trabajadores lo han hecho bajo la fórmula de la fuerza mayor, debido a los impedimentos que ha provocado la Covid-19. Un total de 666.035 trabajadores se han visto inmersos en este procedimiento. Representan casi el 70%.

Por el contrario, las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción han justificado un total de 307.921 procedimientos entre los meses de enero y septiembre. Es más del doble de los que se produjeron el año anterior.

El comercio y la hostelería pagan los platos rotos de la crisis

El comercio ha sido el sector más afectado por la crisis del coronavirus, concentrando un total de 277.154 expedientes en toda España. Le sigue la hostelería que ha alcanzado una cifra de 151.018. Las dos actividades han estado expuestas desde el inicio de la pandemia a duras restricciones del Gobierno y a una caída generalizada del consumo que les ha condenado.

El podio lo completan las actividades administrativas que han englobado a un total de 130.784 afectados por un ERE en los nueve primeros meses del año. Por delante de otros sectores como el negocio inmobiliario (2.818) o las organizaciones extraterritoriales (2.758).

La Comunidad de Madrid lidera el ranking de afectados por ERE

La Comunidad de Madrid es la región más afectada por la implantación de los ERE con un total de 255.317 afectados, lo que representa prácticamente una cuarta parte de los procedimientos de toda España. Le sigue Cataluña con una suma de 178.900 trabajadores y Andalucía (121.733).

La lista la completan otras autonomías con un alto peso demográfico como la Comunidad Valenciana (84.484), Castilla y León (47.201) o el País Vasco (42.891).