El precio de la luz sube un 44% y dispara el IPC

El precio de la electricidad subió un 44% en septiembre respecto a hace un año, lo que ha impulsado la inflación al 4%, su tasa más alta en 13 años

El precio de la electricidad eleva la inflación

La subida imparable del precio de la electricidad en las últimas semanas por el alza de los precios en el mercado mayorista ha provocado un repunte del precio de la electricidad del 44% en septiembre a nivel interanual, y ello ha disparado la inflación hasta el 4%.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) marca por tanto una subida de siete décimas respecto al dato de agosto, situándose en el 4%, la tasa más alta en 13 años, en concreto, desde septiembre del ejercicio 2008.

De esta forma, se confirma que el IPC acumula  nueve meses consecutivos con tasas positivas, según indicador confirmado publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El índice a impuestos constantes, es decir, sin tener en cuenta la bajada del IVA de la electricidad del 21% al 10% aprobada en agosto ni la suspensión del Impuestos sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica del 7%, ni la bajada del impuesto especial sobre la electricidad, refleja que la inflación interanual habría sido aún mayor, del 4,5%

A nivel mensual, los precios de consumo registraron en septiembre un alza de ocho décimas respecto al mes de agosto, por lo que la tasa mensual del IPC ha aumentado seis meses en lo que va de año.

A pesar de la escalada de precios, instituciones como el Banco de España son optimistas en que la situación se reconduzca a lo largo de la recuperación económica, calculando que el IPC cierre este año en el 2,1%, para moderarse al 1,7% en 2022 y al 1,3% en 2023.

El alza de la electricidad propicia la subida

En el comportamiento de los precios a nivel interanual destaca la subida de los precios de la electricidad, que explica cinco de las ocho décimas de subida de la tasa mensual del IPC.

Lo cierto es que el precio de la electricidad ha subido un 44% en septiembre, en un momento en el que el coste de la electricidad en el mercado mayorista ha registrado varios máximos históricos. A pesar de que el plan de choque del Gobierno para bajar la factura cumple un mes, el precio ha subido un 10,9% a nivel mensual. En lo que va de año el coste de la electricidad ha subido un 39,8%.

El precio de la luz ha seguido en aumento a pesar de que el Gobierno se vio obligado a tener que adoptar nuevas medidas para evitar su repercusión en el recibo de la luz, más allá de la rebaja del IVA y la suspensión del impuesto de generación eléctrica ya aprobados.

Así, aprobó la prórroga de la bajada del IVA del 21% al 10% hasta 2022mantener congelado el impuesto a la generación hasta marzoreducir el impuesto especial a la energía eléctrica del 5,11% actual al 0,5%, lo que podría reducir la factura de la luz en 1.000 millones en el trimestre. A ello se sumará un recorte de los beneficios extraordinarios de las eléctricas de 650 millones.

Mayores subidas y bajadas

El incremento continuado de los precios al consumo en los últimos meses está influyendo en el bolsillo de los españoles, ante la consecuente pérdida de poder adquisitivo, por ejemplo, en el caso de los pensionistas o los funcionarios, cuyas pensiones y salarios se elevaron este año un 0,9%.

A nivel anual las mayores subidas se han registrado en el precio de la electricidad (+44%), combustibles líquidos (+42,5%), otros aceites (+34%), el butano y propano (+26,1%) y el aceite de oliva (+25,6%). Por el contrario, las mayores bajadas de precio se han dado en los peajes y aparcamientos (-22,5%), los equipos de telefonía móvil (-7,8%), los frutos secos (-2,9%) y con una bajada del 2,7% los accesorios informáticos, los servicios de telefonía móvil y los vuelos nacionales.

Estadística explica que en la subida interanual de siete décimas los grupos que más han influido son vivienda, con un alza del 14,5% a consecuencia del aumento de los precios de la electricidad; y en menor medida los precios del gasóleo para calefacción y el gas.

También ha influido el ocio y cultura, con una variación del 0,9% por los paquetes turísticos; y el transporte, que incrementa su tasa un punto, principalmente por el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal.

Con influencia negativa destacó la influencia de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que registra una tasa del 1,8%, consecuencia de la disminución de los precios e las frutas y del comportamiento de las legumbres y hortalizas.

La luz impulsa la subida mensual

Además del impacto del elevado precio de la electricidad sobre la tasa interanual, también ha repercutido en la tasa mensual (septiembre sobre agosto), que se incrementó ocho décimas. Cinco de las ocho décimas fueron consecuencia de la repercusión de la evolución de los precios de la electricidad.

Los grupos con mayor repercusión en el IPC mensual fueron vivienda (sube un 3,5%) por el alza del precio de la electricidad (+10,9%); vestido y calzado (+5,3%) y transporte (+0,5%), mientras que tuvo una repercusión negativa el ocio y la cultura (-0,7%).

En este mes lo que más subió fueron los otros artículos de vestir, como guantes, cinturones o paraguas (+14,3%) y la electricidad (+10,9%), y lo que más bajó los peajes (-22,7%) y paquetes turísticos nacionales (-21,8%).

La mayor brecha con la inflación subyacente desde 1986

Por su parte, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente, índice del que se descuentan los alimentos no elaborados ni productos energéticos, escaló tres décimas, hasta el 1%, con lo que marca la mayor diferencia con la inflación normal desde el comienzo de la serie en agosto de 1986.

De igual forma, en el mes de agosto la tasa de variación anual estimada del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se sitúa en el 4%, siete décimas más que la registrada el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA es del 1%.

Sube en todas las CCAA

A nivel regional, la tasa anual del IPC aumentó en todas las comunidades autónomas en septiembre. El mayor incremento se produjo en Cantabria, con una subida de un punto.

Por su parte, Navarra registró el menor aumento, con un alza de cinco décimas.

En todo caso, las tasas interanuales más altas se dan en Castilla-La Mancha (+4,8%), Galicia (+4,6%), Castilla y León y Cantabria (+4,5%), y las más bajas en Canarias (+3,2%) y la Comunidad de Madrid (+3,6%).