Los Presupuestos de 2022 incluirán 27.633 millones de fondos europeos

El Gobierno aprobará el jueves el proyecto de Presupuestos de 2022 con la segunda anualidad de los fondos europeos por un importe de 25.000 millones de euros

El Gobierno aprobará este jueves en una reunión del Consejo de Ministros extraordinario el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, que incorporará la segunda anualidad de los fondos europeos del Plan de Recuperación por un importe de 27.633 millones de euros, un 3,8% más.

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Ejecutivo dará luz verde las nuevas cuentas verdes el próximo jueves para iniciar su tramitación parlamentaria a posteriori con la idea de que queden definitivamente aprobados antes del 31 de diciembre y entren en vigor el 1 de enero.

Bolaños ha destacado que los PGE y la inclusión de los 27.633 millones de euros de fondos europeos servirán para “fortalecer la economía y hacerla más sólida y sostenible”, para conseguir una “recuperación “justa” impulsando la actividad económica y el tejido productivo y dar oportunidades de emancipación a los jóvenes, así como para revitalizar los servicios públicos.

Una vez alcanzado el acuerdo para la nueva Ley Estatal de Vivienda entre los socios de Gobierno (PSOE y Unidas Podemos), se ha desencallado la aprobación del proyecto de Presupuestos de 2022, el instrumento que permitirá vehicular los 25.000 millones de euros de fondos europeos de reconstrucción.

Las nuevas cuentas

Las nuevas cuentas públicas se sustentan sobre el límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, que el Consejo de Ministros aprobó en julio con un nivel récord de 196.142 millones para 2022, y que incorpora esos 25.622 millones millones de fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, un 2,5% más de anualidad.

También incluye una transferencia de 18.396 millones para la Seguridad Social, un 32,1% más que la transferencia “equilibradora” de 13.929 millones de este año. Los PGE de 2022 serán por tanto los primeros que incorporen este compromiso de que el Estado asuma los gastos impropios de la Seguridad Social para liberar al sistema de gastos impropios y revalorizar las pensiones con arreglo al IPC. 

Las nuevas cuentas públicas se sustentan sobre unas previsiones de crecimiento del 6,5% este año y un 7% en 2022, en paralelo a unas tasas de referencia del déficit público del 8,4% del PIB este año y el 5% el próximo, en un contexto de suspensión de reglas fiscales.

Con estas cifras, la apuesta del Ejecutivo es clara y pasa por mantener el gasto estructural elevado y la política económica expansiva de cara a las nuevas cuentas públicas del próximo año, fiando la corrección del déficit público en el crecimiento económico al albur de los fondos europeos.

Entre las principales medidas se incluye un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades sobre la base imponible, la subida del sueldo de funcionarios del 2%, un alza similar para las pensiones mínimas y no contributivas y una revalorización de las pensiones con el IPC.

Los PGE de 2021 ya consignaron casi 27.000 millones

El Gobierno presupuestó un total de 26.634 millones del Mecanismo Next Generation UE (24.198 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y 2.436 millones del Fondo React-Eu destinado a sufragar políticas de empleo como los ERE), si bien está previsto que Bruselas transfiera alrededor de 19.000 millones de euros este año (los 9.000 millones de anticipo de agosto y otros 10.000 en el último trimestre).

Ante esos casi 7.000 millones de más presupuestados de los que finalmente llegarán en 2021, España tendrá que anticipar el dinero hasta que lleguen el resto de inyecciones económicas, pero el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya aseguró en el momento de la aprobación del Plan que “es perfectamente asumible por el Gobierno de España” y lo achacó a la complejidad de un plan de tal envergadura.

En cuanto a la forma en la que computarán estos fondos europeos en las cuentas públicas, fuentes del Ministerio de Hacienda confirman que será neutral en términos de déficit. Es decir, en términos de contabilidad nacional, cada vez que se refleje un gasto derivado del Plan de Recuperación, se recogerá simultáneamente y por el mismo importe un ingreso.

La previsión es que España reciba 69.528 millones de euros en transferencias directas a fondo perdido hasta 2023 del total de 140o.000 millones de euros de fondos europeos de reconstrucción que le corresponden hasta 2026, y se vayan movilizando  “progresivamente” los 70.000 millones de euros en créditos créditos previstos en dichos fondos para financiar inversiones a partir del año 2022. 

La Comisión Europea permite solicitar los préstamos hasta julio de 2023 y a todo ello se sumarán los 38.000 millones que España recibirá hasta 2027 del marco financiero plurianual.